Alejandría y la Iglesia copta

La Iglesia copta de Alejandría ha sido la gran olvidada de la Cristiandad. Sin embargo, el papel central que esta ciudad jugó en la vida cultural del Imperio, así como la mezcla de razas y credos que supuso, es fundamental para comprender la esencia del cristianismo y su difusión. También la cruz de Cristo comenzó a utilizarse en Alejandría. Aún hoy, los coptos representan millones de fieles en el antiguo país de los faraones —copto es la palabra griega para Aígyptos, ‘Egipto’— y han conservado la mayoría de sus instituciones y ritos.

Cristianos, de perseguidos a perseguidores

Tras la muerte de Jesucristo, el cristianismo creció con rapidez dentro del Imperio romano pese a ser marginado por las autoridades, que consideraban este movimiento religioso una secta. Los cristianos fueron perseguidos por varios emperadores, pero cuando Constantino se dejó convencer por la nueva fe, la historia cambió para siempre. A partir del año 313 los cristianos dejaron de ser perseguidos y pasaron a ser perseguidores de las religiones tradicionales.

Artículo añadido al carrito.
0 artículos - 0,00