La vida pirata no es la vida mejor

La imagen idealizada que el arte y la literatura
ha creado del pirata dista mucho de la dura realidad
que estos pintorescos personajes vivieron. Navegar en un barco del siglo XVII no era un paseo agradable y la supuesta aventura iba acompañada de peligros y penurias que los piratas debían superar para sobrevivir.

Singladuras del capitán D. Francisco Inglott a bordo de la polacra inglesa Josefina

Los nombres y las historias de la mayoría de los capitanes mercantes, oficiales, cargos y tripulantes de embarcaciones civiles se los ha tragado el tiempo como se traga la mar a los barcos que se hunden en los naufragios. Hoy su memoria sólo vive entre legajos perdidos y papeles olvidados. Este artículo es un homenaje a uno de esos marineros, a su barco y a su tripulación.

Artículo añadido al carrito.
0 artículos - 0,00