Ovidio y el Ars Amatoria: cómo ligar en Roma

Es curioso que nos imaginamos la antigua Roma como un lugar lleno de estatuas blancas, de hombres serios y de generales belicosos, pero, aunque esto también existía en aquella época (salvo las estatuas, que estaban pintadas de vivísimos colores que hoy nos resultarían hasta horteras), lo cierto es que Roma era un lugar lleno de gente de lo más variopinta y los romanos no eran ni tan serios ni tan estirados como podríamos pensar.

El año de los cuatro emperadores: demasiada gente para una única corona

El año 69 d. C. fue un año movidito. Tras más de treinta años de paz y concordia durante la dinastía Flavia (exceptuando a Tiberio y su villa de las obscenidades en Capri, a Calígula y su caballo senador y a Nerón y su relación incestuosa con su madre), estalló un nuevo conflicto bélico, que a su vez llevó al establecimiento de una nueva dinastía de emperadores. Y es que en este año no se sucedieron ni uno ni dos emperadores, sino cuatro.

Artículo añadido al carrito.
0 artículos - 0,00