Adelina Domingo. La pequeña violinista prodigio de Valencia

Adelina Domingo Pons (1883-1905)

Si ahondamos con seriedad sobre la presencia femenina en el mundo de la música y, más específicamente, en el de la historia del violín, se puede encontrar un interesante listado de mujeres que han dedicado su vida a este instrumento y que han dejado un legado importante de su conocimiento. Vienen a la memoria nombres como los de las violinistas Pepita Diéguez, Josefina Salvador, Dolores Palatín, Mª Carmen Figuerido Torija, Onia Farga i Pellicer y María Ángeles Echebeste Esparza, entre otras. Nombres de mujeres que ejercieron su magisterio y se consagraron en su época como importantes figuras dentro de la historia de la interpretación y pedagogía del violín. Dedicamos estas páginas a rescatar el nombre de la violinista valenciana Adelina Domingo Pons (1882-1905) como niña prodigio que estudió bajo las enseñanzas del eminente violinista Jesús Monasterio y cuya carrera se vio truncada por una muerte prematura.

Felipe Libón. El primer gran virtuoso romántico español

Felipe Libón (1775-1838) (Wikimedia).

Felipe Libón (1775-1838) fue el más representativo de los violinistas españoles de entre siglos, un ilustre gaditano que se proyectó al mundo y al que lamentablemente la historiografía lo llegó a convertir en francés hasta las postrimerías del siglo XX. Un gran artista que participó junto a su maestro Viotti durante los años que pasó en Londres en los famosos «Haymarket Concerts», llegando a conseguir elogios del mismísimo Haydn. Gran parte de su vida discurrió en París, entonces faro musical de vanguardia donde se codeó frecuentemente con los grandes violinistas Kreutzer y Rode; siendo unos de sus impresores el famoso editor Pleyel. Tocaba un violín Stradivari de 1729 que hoy día tiene el honor de llevar su nombre, el «Libón». Un andaluz universal que bien podríamos bautizar como «el Viotti español».

250 años de la muerte del violinista Giuseppe Tartini. La resonancia de su figura en la España dieciochesca

Este año 2020 el mundo de la música está de enhorabuena, no solo porque conmemoramos el 250 aniversario del nacimiento de, Ludwig van Beethoven, sino porque contamos también con otra efeméride de relevancia como es el aniversario del fallecimiento del célebre violinista Giuseppe Tartini (1692-1770). Una personalidad compositiva vital enmarcada en el estilo galante, puente entre el Barroco y el Clasicismo, decisivo en los avances de la técnica del instrumento e impulsor de innovaciones organológicas e investigaciones físico-acústicas determinantes. Una figura que no pasó desapercibida en los ambientes musicales de la España ilustrada.

Artículo añadido al carrito.
0 artículos - 0,00