El jesuita Pedro Páez, descubridor de las fuentes del Nilo azul

El siglo XVII vivió una gran ofensiva misionera de la Compañía de Jesús por todas las esquinas del mundo. Los jesuitas utilizaron todos los medios posibles —incluso el disfraz— para llevar a los últimos confines de la tierra su religión y evangelización. América, India, China y Japón los vieron llegar, y a África lo hizo un hombre extraordinario: el madrileño Pedro Páez, que más allá de sus labores misioneras sería el primer europeo en llegar a las fuentes del Nilo azul.

El imperio de Aksum y los mehires-estela de Tiya

Estelas de Tiya con recurrentes grabados de espadas y signos aún no descifrados (E. Núñez).

Desde la Antigüedad, floreció en África una brillante civilización que cristalizó en el poderoso Imperio de Aksum. De carácter esencialmente comercial, se constituyó como nudo de comunicaciones entre las costas occidentales del océano Índico y el mar Mediterráneo. Tras el desmembramiento del Imperio en el siglo X, surgieron pequeños núcleos de poder. Algunos mantuvieron la pervivencia de su cultura.

Artículo añadido al carrito.
0 artículos - 0,00