El Maine y la pérdida de Cuba

Sólo hacía falta un detonante, una llama que prendiese el estallido de un enfrentamiento directo, lo cual vendría tan sólo un mes después, con el hundimiento del acorazado en extrañas circunstancias de las que todavía hoy día se discute y en torno a lo cual se dan acalorados debates historiográficos.

Artículo añadido al carrito.
0 artículos - 0,00