‘La gran matanza de gatos y otros episodios en la historia de la cultura francesa’, de Robert Darton

Portada de la obra.

Imagine que, por avatares del destino, se encuentra usted en el año 2218. Figúrese, asimismo, que tras su viaje en el tiempo alguien le pide que explique, brevemente, su cultura. ¿Por donde empezaría? ¿Vertiendo la nómina de los escritores más destacados? ¿Reproduciendo un listado de los best seller del momento? ¿O quizás comentando los últimos memes que ha «twitteado»? Este escenario hipotético permite dilucidar, en cierta medida, la complejidad que entraña el concepto de cultura, así como reconocer uno de los principales problemas a los que se enfrentan los historiadores culturales en su mirada hacia el pasado.

Los mapas mienten. La cartografía, testigo y protagonista de la Historia

Mapa de Ptolomeo del siglo XV. Edición de Ulm (Wikimedia).

El reloj para hacerse dueño del tiempo. El mapa para dominar el espacio. Hoy cotidianos, su aparición supuso una auténtica revolución tecnológica que cambió para siempre la forma de pensar y percibir la realidad del ser humano. Testigo y protagonista de la historia, la cartografía nos ofrece, además, instantáneas, fotos fijas de un proceso en construcción, indispensables para el oficio de historiador.

La expedición del capitán González Ahedo a la isla de Pascua

El mapa de la isla de Pascua de la expedición de González Haedo en 1770. Fue denominada isla de San Carlos (Wikimedia).

Aunque el siglo XVIII no fue tan vasto en descubrimientos para España como los siglos previos, el incremento de la presencia extranjera en el Pacífico obligó a los virreinatos ribereños más potentes a fletar expediciones de control y exploración de la zona bajo dominio hispano. Una de ellas fue la llevada a cabo por el capitán González Ahedo a la siempre misteriosa isla de Pascua.

La esclavitud en la época vikinga

Escena del Rigsthula donde el dios Heimdal se sienta entre Edda y Ái (Wikimedia).

La esclavitud ha sido un motor económico imprescindible para múltiples culturas. Los vikingos intensificaron sus ataques a distintas zonas europeas con la finalidad de conseguir riqueza y esclavos que podían ser vendidos en los mercados que existían para tal fin. El destino de cada esclavo dependería de su propia suerte. Aun así, los esclavos residentes en territorios vikingos gozaron de cierto bienestar que no se encontraba en otras culturas.

El imperio de Aksum y los mehires-estela de Tiya

Estelas de Tiya con recurrentes grabados de espadas y signos aún no descifrados (E. Núñez).

Desde la Antigüedad, floreció en África una brillante civilización que cristalizó en el poderoso Imperio de Aksum. De carácter esencialmente comercial, se constituyó como nudo de comunicaciones entre las costas occidentales del océano Índico y el mar Mediterráneo. Tras el desmembramiento del Imperio en el siglo X, surgieron pequeños núcleos de poder. Algunos mantuvieron la pervivencia de su cultura.

Motín en la prisión de Qahqaha

Mapa de Tabriz en el siglo XVI (Wikimedia).

En pleno reinado del sah Abbas (1571-1629), a quien la historiografía conocería como el Grande, y con la amenaza de una inminente invasión de sus vecinos del Imperio otomano, un motín carcelario pondría su reinado en una situación muy delicada. En 1609, los amotinados de Qahqaha, desde disidentes políticos a prisioneros de guerra otomanos, expulsaron a sus carceleros y se atrincheraron durante meses en esa irreductible prisión-fortaleza, a la espera de un rescate o de una amnistía. Pero ni el sah Abbas ni sus lugartenientes iban a dejar que se salieran con la suya.

‘Mit Brennender Sorge’ (Con ardiente preocupación)

Encíclica emitida por Pío XI Mit Brenneder Sorge (Wikimedia).

En marzo de 1937, ante las repetidas violaciones por parte del régimen nacionasocialista del concordato firmado en 1933 con la Santa Sede, fue leída en todos los templos de Alemania una encíclica de Pío XI acusando al régimen de paganismo, de mal entendido patriotismo y augurando la tragedia que luego se cernió sobre Alemania, pero sin mencionar en ningún momento la tragedia que estaban viviendo los judíos.

Las guerras púnicas y el nacimiento de la hegemonía romana en el Mediterráneo

La batalla del Cabo Ecnomo representada por el pintor francés Gabriel Jacques de Saint-Aubin en 1763. Fue una de las mayores batallas navales de la Antigüedad (Wikimedia).

Pocas guerras de la Antigüedad han hecho florecer más la imaginación de las generaciones posteriores que las guerras púnicas. Curiosamente, el conflicto que encumbró a Roma como auténtica potencia mediterránea es recordado fundamentalmente por las hazañas de su gran rival: Aníbal. El paso de los Alpes con sus elefantes y las grandes batallas en suelo itálico, que pusieron en jaque a la República romana, son citados frecuentemente como hechos que pudieron cambiar la historia del mundo conocido, pero ¿cuál fue el origen del enfrentamiento entre romanos y cartagineses?

Artículo añadido al carrito.
0 artículos - 0,00