‘Ni dejéis al mundo testimonio nunca visto’. El saco de Tesalónica, 904

Una nave zarpando del puerto de Constantinopla rumbo a Tesalónica, en Grecia, nos sirve de punto de partida para relatar una historia que suena actual. El escenario es el mismo, un Mediterráneo surcado por gentes obligadas a dejar sus hogares y una ciudad asediada; tablero en el que se juegan intereses con la misma torpeza ayer que hoy. Por azares de la Historia, se ha conservado un testimonio de primera mano de aquellos acontecimientos que permite darles un trasfondo humano.

Artículo añadido al carrito.
0 artículos - 0,00