Las vírgenes vestales, luces y sombras

Representación pictórica del templo de Vesta (Constantin Hölscher, 1902) (Wikimedia).

El culto a Vesta, la diosa del hogar, surgió en los primeros asentamientos del Lacio. En las humildes cabañas domésticas se inició la devoción al fuego sagrado y a su diosa protectora. Se estableció un ritual que se instauró y conservó en la tradición religiosa romana durante largo tiempo. Estamos ante uno de los cultos más importantes y con mayor pervivencia en la sociedad romana.

Artículo añadido al carrito.
0 artículos - 0,00