El conflicto de las Malvinas: un archipiélago ingobernable

¿Islas Malvinas o Falkland Islands? Esta pregunta derramó demasiada sangre en 1982, en la pugna entre Argentina y Reino Unido por el control de este territorio que se encuentra junto al extremo inferior del continente americano.

Aunque según la ONU son un territorio no autónomo gobernado por Reino Unido, Argentina todavía reclama la soberanía de estas islas y, de hecho, jurídicamente están pendientes de definición. ¿Qué diantres ocurre con las Malvinas?

Su propio descubrimiento ya es un tema de contención. Francia, España y Reino Unido se disputan su autoría, alegando que cada uno de ellos fue el responsable de divisar las islas por primera vez en el siglo XVI, aunque la primera visita documentada a las islas se realizó en el año 1600 por un marinero neerlandés. A partir de entonces, se realizaron diversos intentos de colonizar las islas (que no tenían población autóctona) por las tres potencias, logrando una primacía española, pero los acontecimientos políticos de los siglos XVIII y XIX, sobre todo las guerras napoleónicas y la independencia de las colonias españolas en América, hicieron que, en las Cortes de Cádiz de 1812, se votara por abandonar las Malvinas. 

Vista aérea realizada por ordenador de las costas sur de Chile y Argentina y, al fondo, las islas Malvinas. Fuente: Télam Digital

Es entonces cuando entra en escena la recién independizada Argentina. Considerándose la heredera de la soberanía española y aprovechando que las islas se encuentran relativamente próximas de la costa argentina, el nuevo Gobierno envió colonos y fundó diversos asentamientos en las Malvinas. Pero, para no perder el ritmo, los británicos regresaron en 1883, afirmando que pretendían retomar la posesión de las islas en nombre de la reina Victoria. Los argentinos de las Malvinas, viéndose superados en número, no tuvieron otra opción que rendirse y retirarse, pero Argentina no olvidó esta afrenta y, en 1982, tras la imposición de la Junta Militar que puso en el poder al dictador Jorge Videla, se ordenó la invasión de las islas Malvinas.

Entre mayo y junio de 1982, las fuerzas armadas argentinas y británicas desplegaron enormes números de efectivos y libraron cruentos combates por la hegemonía de las islas. Fue una guerra enormemente criticada internacionalmente, pero que contribuyó a consolidar la figura de Margaret Thatcher en Reino Unido como la «Dama de Hierro», especialmente cuando, el 14 de junio de 1982, Argentina se rindió y las Malvinas pasaron a formar parte del territorio británico. 

British Prime Minister Margaret Thatcher meets personnel aboard the HMS Antrim 08 January 1983 during her five-day visit to the Falkand Islands.

Para una guerra de menos de tres meses, las consecuencias humanas fueron desastrosas. Más de 600 argentinos y de 200 británicos perdieron la vida, pero lo más escalofriante es el número de suicidios por las secuelas psicológicas que el conflicto causó a los soldados: se calcula que las cifras de hombres que se quitaron la vida son prácticamente iguales a las de muertos en combate. Argentina y Reino Unido cortaron relaciones hasta 1990 y, todavía hoy, es un tema enormemente polémico en ambos países: en 2019, el Gobierno argentino se reafirmó en su posición de querer reclamar la soberanía de las Malvinas.

El navío argentino ARA General Belgrano se hunde tras ser atacado por los británicos (2 de mayo de 1982, fotografía del teniente de fragata Martín Sgut). Fuente: Wikimedia Commons. 

Ajenas a todo esto, las islas son un reducto de naturaleza autóctona que florece gracias a la escasa presencia humana: un curioso escenario de uno de los conflictos más tensos de la historia.

Los pingüinos son una de las especies animales más abundantes en las islas Malvinas. Fuente: Le Long Weekend. 
Si te gusta nuestro trabajo, la mejor manera de disfrutarlo de una manera completa es suscribirte. Recibirás en casa nuestra revista en papel acompañada de marcapáginas ilustrados y obtendrás ventajas digitales, como leer la revista en nuestras apps o acceder a todos los contenidos en la página web.

2 comentarios en «El conflicto de las Malvinas: un archipiélago ingobernable»

  1. Yo esperaría que lo antes posible podamos dejar a un lado la historia que incluye la conquista de Argentina por Europeos y la conquista de Malvinas por Europeos y aceptemos que estamos donde estamos y somos los que somos y debemos empezar a vivir y a compartir.
    Cuanto mas se intercambie y se comparta mas lejos va a estar 1982, pensemos que después de 40 años eramos totalmente aliados de Alemania y las pérdidas fueron inimaginablemente mayores.
    Es hora ya de empezar a vivir y a compartir, si futuras generaciones quieren cambiar algo, allá ellas.

    Responder

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Artículo añadido al carrito.
0 artículos - 0,00 
A %d blogueros les gusta esto: