La diplomacia del chantaje: el caso de Marruecos y España

La geopolítica es un juego de estrategia en el que los países utilizan sus cartas con el objetivo de obtener beneficios. Normalmente, las cartas más usadas son las de las maniobras militares y las sanciones económicas, pero existen otras como el precio del petróleo o las campañas de desinformación. Una carta poco jugada es la de la gestión de las fronteras, una baza que tienen algunos países que sirven de freno de los flujos migratorios. Ocurre con México o con Marruecos, cuyas fronteras con el llamado mundo desarrollado suponen una oportunidad para negociar con sus vecinos del norte.

 Aunque España había tenido varios enclaves en el noroeste de África desde el siglo XV (las llamadas «plazas fuertes», como Melilla, Ceuta, Orán, Agadir, Ifni, Alhucemas, Tetuán...), no fue hasta 1912 cuando se creó el llamado Protectorado español de Marruecos. Administrativamente hubo varios cambios de denominación, como África Occidental española (1946-1958) o Sáhara español (1958-1976), pero la ocupación real española nunca fue masiva. Hacia 1970, vivían en este territorio desértico unos 15...

Contenido para suscriptores
Suscríbete y obtén acceso a todos nuestros contenidos.
Por 20 € al año tendrás acceso completo, nuestra revista en papel y más ventajas. Suscripción digital por 12 € al año. Si ya eres suscriptor, inicia sesión en el formulario de abajo.

 

Artículo añadido al carrito.
0 artículos - 0,00