El alfabeto coreano: el hangul

Quizás muchos se sorprendan al descubrir que la escritura coreana es, de hecho, tan alfabética como la nuestra.

Acostumbrados a los complejos sistemas silábicos e ideográficos del chino y del japonés, es curioso que un país que está geográficamente atrapado entre ambos haya desarrollado una escritura tan propia como diferente de la de sus vecinos. Pero el nacimiento del hangul o hangeul, este alfabeto nativo coreano, no fue nada fácil. 

Igual que la lengua japonesa, la coreana inicialmente tomó prestados los ideogramas chinos, los hanzi (hanja en coreano y kanji en japonés), para poner su idioma por escrito, pero esto dio lugar a varios problemas, principalmente las diferencias entre las lenguas china y coreana, que hacían que los sinogramas no se adaptaran a las necesidades de los hablantes coreanos, y la dificultad que entrañaba el estudio de los caracteres chinos, causando que tan solo una élite masculina pudiera permitirse estudiarlos, mientras que el grueso de la población seguía siendo analfabeta. 

Página del Hunminjeongeum, mezclando hanzi chinos y los nuevos símbolos coreanos. Fuente: Wikimedia Commons. 
Estatua de Sejong el Grande en los jardines del palacio Deoksu (Seúl). Fuente: Wikimedia Commons.

En 1443, el cuarto rey de la dinastía Jeoson, Sejong el Grande, presentó su proyecto de un nuevo alfabeto coreano con treinta y seis símbolos, que acabarían simplificándose en los veinticuatro que existen actualmente: catorce consonantes y diez vocales. Estos símbolos, en lugar de escribirse de corrido, como nuestras letras latinas, se colocan en bloques morfosilábicos de hasta cuatro caracteres, dividiendo la palabra en sílabas y buscando, además de la adecuación lingüística, una armonía estética. En el libro en el que el rey presentó con este alfabeto, el Hunminjeongeum («Los sonidos correctos para la instrucción del pueblo»), este aseguraba que «un hombre inteligente puede hacerse con estos símbolos antes de que acabe la mañana; un hombre estúpido puede aprenderlos en diez días». Con este proyecto, Sejong pretendía aumentar la alfabetización de su pueblo y, aunque se topó con una gran oposición de los confucianistas que su gobierno, que abogaban por la protección del chino como lengua oficial (y por tanto por la protección de su estatus), el eonmun(literalmente, «escritura vulgar», el nombre con el que se conocía al hangul en aquel entonces) pronto se popularizó por toda Corea, a menudo combinado con los hanzi chinos. 

Alfabeto coreano actual. Fuente: HubPages. 

Durante el siglo XX y las aspiraciones de expansión territorial de Japón, Corea quedó anexionada por el país nipón en 1910 y sufrió unas políticas de represión cultural muy duras. Ese mismo año, Japón prohibió el estudio y la lectura de la literatura coreana y, en 1941, prohibió el idioma coreano en las escuelas, permitiendo solo la educación en japonés como parte de una política de asimilación. El paso final fue la ilegalización de cualquier publicación en lengua coreana en 1941. No fue hasta 1946 que el coreano volvió a poder emplearse, tras la independencia de Corea, y que la primera ortografía moderna del alfabeto coreano se publicó, esta vez bajo el nombre de hangul, denominación acuñada en 1912 pero que ahora por fin de verdad tomó fuerza. 

Hoy en día, numerosas escuelas en Corea y métodos de aprender coreano llevan el nombre de Sejong para conmemorar su gran invento y el regalo que les hizo a todos los coreanos con el hangul

Para saber más

Kim-Renaud, Y-K., ed. (1997), The Korean Alphabet: Its History and Structure, University of Hawai`i Press. 

Lee, I. y Ramsey, S. R. (2000), The Korean Language, SUNY Press. 

Si te gusta nuestro trabajo, la mejor manera de disfrutarlo de una manera completa es suscribirte. Recibirás en casa nuestra revista en papel acompañada de marcapáginas ilustrados y obtendrás ventajas digitales, como leer la revista en nuestras apps o acceder a todos los contenidos en la página web.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Artículo añadido al carrito.
0 artículos - 0,00