Budas de Bamiyán

Los Budas de Bamiyán fueron uno de los mejores y más famosos ejemplos de la mezcla de arte griego y oriental que caracterizó al reino de Ghandara.

Dos gigantescas estatuas, de 55 y 37 metros de altura respectivamente, que representaban a los dos budas Vairocana y Gautama, fueron construidas entre los siglos VI y VII d. C. en la ladera de una montaña en el centro de Afganistán, a 130 km de Kabul. Y decimos que ‘fueron’ uno de los más hermosos ejemplos de arte antiguo afgano porque, desgraciadamente, desde marzo del año 2001, los Budas dejaron de existir.

Destrucción de los Budas de Bamiyán en marzo de 2001. Fuente: Daily Outlook Afghanistan

La ciudad de Bamiyán, donde se encontraban las estatuas, fue capturada por los talibanes el 13 de septiembre de 1998, y ya desde entonces se habló de destruir los Budas; aunque el proyecto fue detenido temporalmente por la cúpula talibán, las esculturas sufrieron daños al ser atacadas con explosivos. En 2001, los talibanes dieron diversas entrevistas en las que confirmaban que habían tomado la decisión de destruir los Budas de Bamiyán ‘de acuerdo con la ley islámica’ al considerarlos ídolos paganos y contrarios al Corán. Final y tristemente, las estatuas comenzaron a ser dinamitadas el 2 de marzo de 2001. 

Por supuesto, las reacciones internacionales de consternación no se hicieron esperar, pero ya era tarde. Ninguna delegación ni ofrecimiento de compra de las estatuas pudo salvarlas y, con ella, se destruyó una parte importantísima de la historia de Afganistán y de la relación entre Europa y Asia.

El antes y el después de los Budas de Bamiyán. Fuente: BBC.
Detalle de los frescos de los nichos de los Budas. Fuente: Wikimedia Commons. 

Bamiyán había sido un punto estratégico en la Ruta de la Seda que unía India, China y Europa desde época antigua, tanto que fue conquistado por Alejandro Magno en su campaña asiática. La breve incursión de Alejandro dio lugar a la creación del reino greco-bactriano (Bactria es el nombre antiguo de la región de Bamiyán), que fue más tarde por el imperio indio de Kushán, pero todos ellos mantuvieron el estilo artístico griego que habían heredado de Alejandro, fusionándolo con sus nuevas creencias budistas, dando lugar a un sincretismo artístico único en el mundo. En Bamiyán se construyeron al menos diez monasterios budistas, cuyos monjes vivían en cuevas talladas en los acantilados de la zona. Muchas de estas cuevas-monasterio están decoradas con estatuas y frescos de brillantes colores que todavía se pueden apreciar en los nichos de los Budas de Bamiyán. Los acantilados, de arenisca, eran muy maleables y los monjes aprovecharon esto para construir las gigantescas estatuas con adobe y cubrirlas de estuco. Este estuco fue pintado para acentuar las expresiones del rostro de los Budas, pero también sus manos, sus adornos y sus ropajes. Tan enormes eran las estatuas que el adobe tenía que ser sostenido por grandes armazones de madera, cuyos agujeros en los lados de los nichos todavía son visibles hoy.

Desde el 2011 hay diversos proyectos que pretenden reconstruir los Budas, tratando de volver a unir las piezas dinamitadas como si de un enorme puzle se tratara, aunque no se cree que puedan ser restaurados totalmente. El principal de estos proyectos está siendo llevado a cabo por la Universidad Técnica de Múnich e ICOMOS, pero la situación actual de Afganistán tras la retirada de las tropas estadounidenses en agosto de 2021 pone en duda si se podrá llevar a buen puerto. Lo que sí se pudo hacer en 2015 fue una recreación de las estatuas mediante hologramas 3D, un bello homenaje para una obra de arte que ya nunca volverá a ser lo que era.

Foto del Buda de 55 metros, con una persona a sus pies para dar escala. Fuente: Wikimedia Commons, autor James Gordon. 
Si te gusta nuestro trabajo, la mejor manera de disfrutarlo de una manera completa es suscribirte. Recibirás en casa nuestra revista en papel acompañada de marcapáginas ilustrados y obtendrás ventajas digitales, como leer la revista en nuestras apps o acceder a todos los contenidos en la página web.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Artículo añadido al carrito.
0 artículos - 0,00