Vistas del pasado. El buen Gobierno

'Alegoría del Buen Gobierno', fresco de Ambrogio Lorenzetti (1290-1348) ubicado en el Palazzo Pubblico de Siena (Wikimedia).
En esta edición de las 'vistas del pasado' hablamos del buen Gobierno en estos tiempos, y nos fijamos en un fresco de Lorenzetti ubicado en el Palazzo Pubblico de Siena.

No estoy seguro de que estemos viviendo un momento histórico sin precedentes. Claro, no ha sucedido algo de estas características en un mundo como el que vivimos hoy, pero la humanidad ha sufrido pandemias todavía más agresivas que la del Covid-19, y con un conocimiento científico
(y recursos) mucho, mucho más limitados.

En esta sección se me ocurrió que podíamos echar la vista atrás para buscar algún punto de luz. Quizá nos pueda servir para ello la Alegoría del Buen y del Mal Gobierno. Ciertamente, es una obra que roza en el tiempo la enorme pandemia de peste bubónica del siglo XIV, ya que fue pintada alrededor de 1338, y a Siena llegó una década después. Justamente, su autor, Ambrogio Lorenzetti (1285-1348) se cree que falleció a causa de la peste.

Sin embargo, el siglo XIV fue devastador no sólo por este motivo de salud pública, y Lorenzetti plasmó en estas pinturas murales las virtudes y defectos de los buenos y malos gobernantes, cuyas acciones tenían una enorme repercusión en la vida de las ciudades y los campos.

'Alegoría del Buen Gobierno', fresco de Ambrogio Lorenzetti (1290-1348) ubicado en el Palazzo Pubblico de Siena (Wikimedia).
‘Alegoría del Buen Gobierno’, fresco de Ambrogio Lorenzetti (1290-1348) ubicado en el Palazzo Pubblico de Siena (Wikimedia).

A principios de siglo, alrededor de 1315, hubo una hambruna (conocida como Gran Hambruna) que afectó a casi toda Europa, y que como mínimo se prolongó durante dos años. En 1328 hubo una revuelta campesina en Flandes que también se conoció en el resto del continente. Y poco antes de que se pintara este fresco, en 1337, empezó la Guerra de los Cien Años, que enfrentó a dos potencias feudales como lo eran Francia e Inglaterra. Por cierto, el feudalismo fue un sistema que entró en crisis en dicho siglo.

Entre 1347 y 1353, aproximadamente, la pandemia de peste mató a un porcentaje muy elevado de la población europea, se calcula que alrededor de un tercio. No se sabía qué lo provocaba, y a veces se tomaban medidas que más que ayudar contribuían a su propagación, aunque también hubo algunas buenas excepciones.

La Alegoría —en el caso de esta imagen— del Buen Gobierno nos hace pensar en que, indudablemente, los gobernantes tendrán que buscar maneras adecuadas no sólo de gestionar esta crisis, sino de asesorarse debidamente, y trabajar por hacer que el futuro sea lo menos perjudicial posible para las personas que, al fin y al cabo, somos lo más importante. El buen gobierno es la búsqueda del bien común y, si es posible, sin dejar a nadie atrás.

Si te gusta nuestro trabajo, la mejor manera de disfrutarlo de una manera completa es suscribirte. Recibirás en casa nuestra revista en papel acompañada de marcapáginas ilustrados y obtendrás ventajas digitales, como leer la revista en nuestras apps o acceder a todos los contenidos en la página web.

Acerca del autor

Álvaro López Franco

Álvaro López Franco

Periodista. Director de 'Descubrir la Historia'. Mi ámbito de especialización es la historia contemporánea y la historia de la comunicación social, periodos en los que centro mi actividad investigadora.

Añadir comentario

Haga clic para publicar un comentario

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Número actual

Boletín