El 14 de abril de 1931 se proclamó la Segunda República

El 28 de enero de 1930 dimitía Primo de Rivera y el rey Alfonso XIII nombraba al general Berenguer («la dictablanda») para que intentara volver a la normalidad constitucional anterior a la dictadura, pero la oposición le dio la espalda comprometiéndose en el Pacto de San Sebastián (agosto de 1930) a traer la República a España.