fbpx

Anábasis. Hablemos de historia de los conceptos

Columna del equipo de 'Ad Absurdum', que en el número 25 de la revista nos hacen reflexionar sobre historia de los conceptos.

Abramos un melón que consideramos maduro: el de la historia de los conceptos. Es evidente que el lenguaje, o la lengua, mejor dicho, moldea nuestro pensamiento y nos genera un marco de comprensión en ocasiones demasiado rígido o incluso sesgado. Nos lo genera eso y todo nuestro contexto sociohistórico. Todo lo que una sociedad concreta ha experimentado a lo largo de su historia le condiciona a la hora de entender las cosas de una u otra manera.

No se debe culpar a nadie directamente de que nuestra lengua u otra tenga una palabra para expresar un concepto con un origen no muy adecuado respecto a los parámetros de corrección actuales. Hemos de asumirlo como un proceso natural. Pero igual que no debemos ponernos especialmente belicosos, tampoco tiene sentido obcecarse en mantener ciertas formas que, a juzgar por grandes sectores de la sociedad y del mundo académico, se encuentran desfasadas y podrían suprimirse, actualizarse o matizarse.

La situación de la enseñanza de la historia en un mundo multicultural y globalizado como en el que vivimos se ve afectada por los cambios en la sensibilización de la sociedad respecto a temas muy diversos, otrora ignorados, pero que en general confluyen en dotarnos de una mayor tolerancia y pluralidad en los enfoques de estudio.

Cuestiones como los enfoques desde perspectivas de género, racial, orientación sexual, medioambiental, etc., nos obligan, afortunadamente, a expandir nuestro marco conceptual obligándonos a reformarlo en profundidad o incluso a derruirlo para construir uno nuevo.

A tenor de esa situación, debemos marcarnos como objetivo estudiar ciertos términos históricos e historiográficos, actualmente a debate, que están sufriendo una revisión a razón de cuestiones de adecuación cultural, de corrección política o por precisión histórica o didáctica. Para analizar este tema, y poder intervenir posteriormente con algún tipo de reforma que se acabe estimando oportuna, hemos de bucear en nuestro propio idioma y en el uso que hacemos de él, pero también visitar otras lenguas y observar lo que en ellas ocurre.

¿Por qué en una lengua se dice tal cosa de una manera, pero en español el término cambia? ¿La forma de designar ese concepto ha sufrido algún cambio a lo largo de su historia? ¿Significa lo mismo una misma palabra en un idioma que en otro? ¿Hay algún tipo de tabú en un país para utilizar un término? Solo haciendo un estudio comparativo entre las distintas lenguas de nuestro entorno conseguiremos extraer conclusiones claras y contrastadas.

Todo lo que una sociedad concreta ha experimentado a lo largo de su historia le condiciona a la hora de entender las cosas de una u otra manera.

Autores como Reinhart Koselleck, Paul Ricoeur, Giacomo Marramao, Lynn Hunt o Luis Fernández Torres han tratado este tema. No es algo nuevo, pero ahora toca bajar ese debate de las estanterías académicas a la «calle» de la divulgación para que también ahí, en ese ágora, hablemos de ello.

Analizar y revisar estas cuestiones nos pueden permitir entender las diferencias existentes entre distintos ámbitos lingüísticos y geográficos, avanzar hacia un horizonte internacional más cohesionado, conocer mejor a los consumidores de historia y percibir matices para mejorar la enseñanza de la historia.

No dejemos de intentar cambiar las cosas por estar acomodados en el falaz argumento de la tradición, lo que nos emplaza a hablar otro día sobre ese tema. 

Si te gusta nuestro trabajo, la mejor manera de disfrutarlo de una manera completa es suscribirte. Recibirás en casa nuestra revista en papel acompañada de marcapáginas ilustrados y obtendrás ventajas digitales, como leer la revista en nuestras apps o acceder a todos los contenidos en la página web.

Acerca del autor

Ad Absurdum

Ad Absurdum

Isaac Alcántara Bernabé, Juan Jesús Botí Hernández y David Omar Sáez Giménez forman Ad Absurdum.

Añadir comentario

Haga clic para publicar un comentario

(Spamcheck Enabled)

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Ya en quioscos

Boletín

Nombre:
Correo electrónico:



Secured By miniOrange