fbpx

‘El deporte en la Grecia Antigua’, de Fernando García Romero

No son muchos los libros dedicados al deporte en la antigua Grecia. Por eso, cuando un autor de prestigio publica un libro monográfico sobre este tema, no podemos más que alegrarnos (y reseñarlo).

Es curioso lo mucho que veneramos los deportes de la antigua Grecia y, en realidad, los limitados datos que tenemos sobre ellos en las fuentes, lo poco que en nuestro país se investiga sobre ellos y más aún, la ridícula cantidad de publicaciones que sobre estos aparecen en nuestra lengua. Así que cuando un nuevo libro monográfico aparece en las librerías es motivo de alegría y más cuando, tras un buen texto se encuentra un autor especializado y una buena editorial, ambos son garantía de que el libro que tenemos entre manos va a ser más que interesante.

Ese es el caso del libro que hoy os reseño: El deporte en la antigua Grecia, de Fernando García Romero, en la colección Temas de Historia Antigua de la editorial Síntesis.  Un texto escrito por un gran especialista, que ha dedicado gran parte de su vida a estudiar el deporte y los Juegos Olímpicos en la Grecia antigua, y que conoce a la perfección los textos entre los que se mueve con soltura por su formación filológica, no en balde es catedrático de esta especialidad en la Universidad Complutense de Madrid.

El profesor García Romero destaca en su libro varios conceptos que no está de más recordar: que la vida de los griegos giraba en torno a muchos aspectos, entre ellos uno de los más importantes era los deportes, algo que hoy en día, además, nos resulta de lo más natural; que este aparece constantemente en referencias textuales, en el arte, en la vida social, política, económica, en la educación, pero sobre todo en la religión y constantemente en los mitos. Hoy en día no entenderíamos el deporte en la antigua Grecia sin el funeral de Patroclo durante la guerra de Troya, sin los doce trabajos de Hércules o sin los grandes santuarios donde se realizaban los encuentros deportivos. Antigua Grecia es sinónimo de deporte y el deporte lo es de la antigua Grecia, ambos se encuentran en una eterna simbiosis, porque ¿Qué imagen sino la del ‘Doríforo’, el ‘Diadúmeno’ o el ‘Discóbolo’ evocamos cuando hablamos de Grecia antigua?

El autor divide su libro en 4 grandes bloques a modo de capítulos y hace una inmersión en los deportes griegos de forma cronológica para exponer la evolución que sufrieron a lo largo de toda la historia, sin olvidar hacer curiosas referencias constantes al mundo actual y cómo se desarrollan, por ejemplo, nuestros Juegos Olímpicos, lo que hace del texto un interesante análisis para comprender mejor tanto el pasado como el presente de los deportes. 

De esta interesante obra que animo encarecidamente al aficionado a la antigüedad, destacaría, especialmente, el tema del mundo femenino en los deportes, con aportaciones que a más de un lector le resultarán llamativas puesto que ha sido un tema poco tratado tradicionalmente en las lecturas divulgativas y, cuando se ha hecho el trabajo, el resultado ha sido nefasto; también me ha resultado altamente recomendable el deporte en el mito y en la filosofía antigua y el subcapítulo dedicado a los espectadores, tan importantes en los espectáculos deportivos y olvidados demasiado a menudo, y seamos sinceros, sin ellos (sin nosotros) las competiciones deportivas carecerían realmente de la importancia que tienen. 

El libro se complementa con una selección de textos, alguno de ellos comentados y una pequeña bibliografía, que puede ampliarse accediendo a la web de la editorial, donde se encuentra un listado completo descargable.

Ahora bien, a pesar del buen trabajo del autor y sabiendo que sería probablemente una temeridad entrar en el tema por parte de un filólogo, se echa de menos un mayor tratamiento a la imagen del espectáculo, aunque uno de los subcapítulos está dedicado al arte no es suficiente, quedando demasiado presuroso su trato.  El autor presenta gran cantidad de textos y solventa la falta como filólogo, pero sabemos el gran peso de la imagen en el arte de los deportes y quizás podría haber tratado en más profundidad el tema.  Otro aspecto que se echa de menos es un capítulo dedicado a los deportes practicados, el libro, tal como lo leemos, es una Historia del Deporte en la antigua Grecia, que el lector no espere encontrar una descripción de las disciplinas deportivas griegas, quizás el autor pensó que no era el lugar para ello o que el lector podría acudir a la bibliografía para documentarse sobre este aspecto.  Dos descuidos que podrían haber terminado de redondear una obra tan necesaria en nuestras bibliotecas de amantes de la antigüedad.

A pesar de ello, recomiendo el libro que seguro resulta interesante a muchos lectores, y animo a que las editoriales españolas saquen de sus imprentas más libros divulgativos sobre un tema tan de moda, y que tristemente tiene tan pocas publicaciones que no puede convertirse en un monotema en nuestras librerías preferidas ni con la excusa de los tan cercanos XXXII Juegos Olímpicos, por otra parte una excusa perfecta para lanzar o relanzar un tema que al gran público puede resultar tan interesante.


Título: El deporte en la Grecia Antigua

Autor: Fernando García Romero

Editorial: Ed. Síntesis

Si te gusta nuestro trabajo, la mejor manera de disfrutarlo de una manera completa es suscribirte. Recibirás en casa nuestra revista en papel acompañada de marcapáginas ilustrados y obtendrás ventajas digitales, como leer la revista en nuestras apps o acceder a todos los contenidos en la página web.

Acerca del autor

María Engracia Muñoz-Santos

María Engracia Muñoz-Santos

Arqueóloga e Historiadora. Divulgadora y doctoranda de la Universidad de Valencia.

Añadir comentario

Haga clic para publicar un comentario

(Spamcheck Enabled)

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Número actual

Boletín

Nombre:
Correo electrónico: