El origen de la dinastía Tudor. Margaret Beaufort y un cúmulo de imprevistas circunstancias bajomedieval

La historia está repleta de momentos en los que un suceso imprevisto o casual originó un cambio en el curso de los acontecimientos, que implicó que se alterase de manera radical el devenir histórico de un país o incluso del orden mundial. Si hubo un caso en el que se conjuntaron un cúmulo de circunstancias imprevistas para cambiar el curso de la historia de un reino, ese es, sin duda, el del nacimiento de la dinastía Tudor.

En el nacimiento de la dinastía Tudor intervienen
desde una reina viuda que, alterando su papel tradicional, se enamoró de un
noble galés, hasta una rama familiar de origen bastardo que alcanzó un trono
del que había sido apartada por decreto. También pasamos por una guerra
dinástica en la que la corona cambió de dueño en diversas ocasiones y que
descabezó a las diversas ramas de la familia real, un matrimonio que demostró
su utilidad trece años después de celebrarse o una batalla decisiva en l...

Contenido para suscriptores
Suscríbete y obtén acceso a todos nuestros contenidos.
Por 20 € al año tendrás acceso completo, nuestra revista en papel y más ventajas. Suscripción digital por 12 € al año.Si ya eres suscriptor, inicia sesión en el formulario de abajo.

 

Ya en quioscos

Boletín semanal

Nombre:
Correo electrónico: