El sueño de Luther King ‘renace’ en La Laguna

La proyección de los documentales ‘Rise Up: The movement that changed America’ y ‘La lucha de Lyndon B. Johnson’ inició el III Festival de Cine Histórico de La Laguna (Fichla), dedicado en esta ocasión a la lucha por los derechos civiles de los ciudadanos afroamericanos.

Durante la mañana de ayer San Cristóbal de La Laguna se trasladó en el tiempo hasta Washington en 1963. Cientos de alumnos del colegio Martin Luther King de la localidad recrearon la histórica marcha que reunió a 300 000 manifestantes, el 80% afroamericanos, para pedir trabajo e igualdad racial. El acto dio el pistoletazo de salida del III Festival de Cine Histórico de La Laguna, un certamen que reúne a 12 cintas que competirán por los premios a mejor largometraje y mejor documental.

Recreación histórica de la marcha por los derechos civiles de Martin Luther King, realizada por estudiantes del Colegio Luther King.

Durante la tarde tuvo lugar la puesta de largo cinematográfica con el preestreno en España del documental Rise Up: The movement that changed America, aportado por The History Channel Iberia, en el que se hace un recorrido de los años fundamentales del movimiento pro derechos civiles de la población negra estadounidense. Como explica Bill Clinton en el propio documental, en los cinco años trascurridos entre 1963 y 1968 se aprobaron una serie de leyes federales que cambiaron la realidad diaria de Estados Unidos: la Ley de Derechos Civiles de 1964, la Ley de Derecho al Voto aprobada el año siguiente y la de Vivienda Justa de 1968. Normativas con las que se acabó con varios problemas fundamentales para la población negra, como la segregación por razas en espacios y edificios públicos o la eliminación de requisitos abusivos para registrarse en los centros de votación.

Encuentro en la escalinata Paraninfo y lectura del manifiesto por estudiantes.

El documental, que se estrenará en Canal Historia España el próximo 4 de enero para conmemorar el 90 aniversario del nacimiento de Martin Luther King, recorre las protestas sociales que originaron la aprobación de esas leyes. Empezando con un acto tan simbólico como revolucionario: el 1 de diciembre de 1955, en Montgomety, Alabama, Rosa Parks se negó a ceder el asiento a un ciudadano blanco que se lo exigió siguiendo las leyes de segregación. El acto de Parks encendió una mecha imparable para el movimiento antisegregación.

Rise Up no es un simple recordatorio de los hechos históricos, sino que propone un interesante paralelismo entre los movimientos sociales de los años 60 y los movimientos actuales que denuncian un rebrote de la violencia policial hacia la población negra, dejando patente que el cambio no sólo se produce con la aprobación de las leyes, sino que la lucha debe continuar para hacer efectiva la igualdad real.

En la charla posterior participaron Sergio Ramos, vicepresidente de programación de The History Channel Iberia, Ramiro Cristóbal, periodista y crítico de cine, y Domingo Garí, Profesor Titular de Historia Contemporánea de la Universidad de La Laguna. Los ponentes coincidieron en alabar el documental por concreto y necesario, aunque a lo largo de la conversación aparecieron interesantes debates sobre su verdadera aplicación en la actualidad, un momento en el que los ataques racistas rebrotan por todo el mundo.

Garí afirmó que tras la aprobación de las leyes federales de igualdad jurídica los poderes estadounidenses han recurrido a otras tácticas para continuar la represión hacia la ciudadanía negra, como la guerra contra las drogas iniciada por Ronald Reagan, cuyo principal afectado ha sido la población negra empobrecida, quienes además pierden el derecho al voto durante su condena y los cinco años posteriores. Ramiro Cristóbal, por su parte, quiso remarcar que para comprender realmente los hechos representados en el documental hay que situarse en el contexto mundial de la época, con la Guerra Fría como telón de fondo, momento en el que las dos grandes potencias del globo se disputaban la primacía de su modo de vida y de sociedad. En ese sentido, la segregación por raza entre sus propios ciudadanos ponía a Estados Unidos en una delicada posición si quería seguir vendiendo su modelo de sociedad como la de la libertad y la igualdad.

El acto se cerró con la proyección de otra cinta que servía para complementar Rise Up. Si en esta se recrea la época a través de la lucha social a pie de calle, La lucha de Lyndon B. Johnson pone el foco en las negociaciones políticas de primer nivel. Con un protagonismo especial de Barack Obama, el filme recorre la presidencia de Johnson a la luz de su lucha por aprobar las leyes necesarias para acabar con la desigualdad legal entre razas. Con una interesante fuente documental que consigue hacer destacar especialmente al documental: las conversaciones telefónicas entre el presidente y destacados líderes sociales y políticos, entre ellos Luther King.

Dos documentales que se complementan para conseguir que el espectador entienda una etapa crucial de la historia de los Estados Unidos y acercar a la sociedad actual la necesidad de luchar por la igualdad real. Si hay que poner una pega, y a mi parecer es una omisión importante, es el nulo espacio dedicado a otros movimientos a favor del fin de la desigualdad racial como The Black Panther Party.

Escrito por
Carlos Núñez del Pino

Licenciado en Historia y en Humanidades por la Universidad de Huelva y Máster en Estudios Históricos Avanzados por la Universidad de Sevilla.

Ver todos los artículos
Publicar un comentario

(Spamcheck Enabled)

Escrito por Carlos Núñez del Pino

Iniciar sesión

Suscríbete al boletín