España reconstruida. El Pacto de Tomar, 60 años de negociación

El 4 de agosto de 1478, Sebastían I fallecía en el campo de batalla de Alcazarquivir, junto a gran parte de la nobleza portuguesa. La muerte sin herederos del joven monarca en la infausta Jornada de África forzaba a su tío abuelo, el anciano cardenal Enrique —último hijo vivo de Manuel I— a abandonar el convento de Alcobaça convertido en el rey provisional de un periodo de crisis excepcional, que culminaría en la unión de los dos imperios más poderosos del mundo moderno.

Si bien para el historiador Rafael Valladares, gran experto en la materia, el inicio del Portugal filipino debería fijarse en 1583, momento en el que Felipe II abandonaría Lisboa para nunca más regresar, en este breve artículo vamos a proponer como punto de partida el 16 de abril de 1581, fecha en la que las Cortes de Tomar reconocían en la figura del Habsburgo, desde entonces Felipe I del reino luso, al legítimo heredero del trono de los Avís.

Sin embargo, la elección de tan solemne momento no...

Contenido para suscriptores
Suscríbete y obtén acceso a todos nuestros contenidos.
Por 20 € al año tendrás acceso completo, nuestra revista en papel y más ventajas. Suscripción digital por 12 € al año.Si ya eres suscriptor, inicia sesión en el formulario de abajo.

 

Escrito por
Ismael Molero

Doctorando en Historia Moderna.

Ver todos los artículos
Escrito por Ismael Molero

Iniciar sesión

Suscríbete al boletín

Correspondencia

Recibe los exclusivos boletines de Descubrir la Historia. Enviamos sólo información relevante. Servicio gratuito.

Tus datos están protegidos. Consulta nuestra política de privacidad.