Portada de la obra.
Portada de la obra.

‘La gran matanza de gatos y otros episodios en la historia de la cultura francesa’, de Robert Darton

Imagine que, por avatares del destino, se encuentra usted en el año 2218. Figúrese, asimismo, que tras su viaje en el tiempo alguien le pide que explique, brevemente, su cultura. ¿Por donde empezaría? ¿Vertiendo la nómina de los escritores más destacados? ¿Reproduciendo un listado de los best seller del momento? ¿O quizás comentando los últimos memes que ha «twitteado»? Este escenario hipotético permite dilucidar, en cierta medida, la complejidad que entraña el concepto de cultura, así como reconocer uno de los principales problemas a los que se enfrentan los historiadores culturales en su mirada hacia el pasado.

Fruto de mis lecturas de juventud conservo impresa en mi memoria una imagen que me ha acompañado, impertérrita, a lo largo del tiempo. Se trata de un episodio de la novela Walden II, escrita por uno de los mayores exponentes del conductismo, B. F. Skinner, a finales de la década de los cuarenta. En esta obra uno de sus protagonistas, Frazier, se dedica a presentar ante un grupo de visitantes, con un tono en exceso grandilocuente, los avances que se han logrado en Walden II, una sociedad utópica,...

Contenido para suscriptores
Suscríbete y obtén acceso a todos nuestros contenidos.
Por 20 € al año tendrás acceso completo, nuestra revista en papel y más ventajas. Suscripción digital por 12 € al año.Si ya eres suscriptor, inicia sesión en el formulario de abajo.

 

Escrito por
Rubén Cabal Tejada

Historiador. Doctorando en cotutela entre la Universidad de Oviedo
y la Universidad Paris 3 Sorbonne Nouvelle. Docente en el departamento LEA de la Universidad Rouen-Normandie.

Ver todos los artículos
Escrito por Rubén Cabal Tejada

Iniciar sesión

Suscríbete al boletín