Reseñas

Los hijos de Atenea, obra maestra para comprender Atenas en la Edad Antigua

Publicado originalmente en 1981, Acantilado edita con maestría ′Los hijos de Atenea′ de la helenista Nicole Loraux. En esta obra nos traslada con acierto y una perspectiva crítica las ideas que los atenienses tenían sobre el concepto de ciudadanía, pero también la posición de las mujeres. Algo relevante en una ciudad que tomaba su nombre de una diosa.

Nicole Loraux (1943-2003) fue una importante helenista y antropóloga francesa. Fue directora de estudios de la École des Hautes Études en Sciences Sociales de París, cargo desde el que promovió investigaciones que renovaron nuestra visión de la política, las diferencias de sexos y la concepción entre lo individual y lo colectivo en la Grecia de la Edad Antigua.

Murió de manera prematura a la edad de 59 años debido a una intervención quirúrgica para tratar de mejorar su salud, ya que desde 1995 sufría una enfermedad cerebral grave que le hizo perder el habla y capacidad de movimiento. Sin embargo, hasta el último de sus días mantuvo una lucidez que fue capaz de trasladar a sus publicaciones.

En esta ocasión, hablamos de Los hijos de Atenea, una obra publicada por Acantilado en 2017, y que fue uno de los ensayos más destacados de esta autora. Se publicó originalmente en francés en 1981, y ahora el público español tiene mucho más fácil aproximarse a esta autora, sin las barreras del idioma, y a través de una edición cuidada y asequible.

En cualquier caso, esta obra no es la única publicada en castellano. Acantilado ya editó en 2004 Las experiencias de Tiresias, que trata específicamente la cuestión masculina y femenina en el mundo griego, no de manera específica en Atenas.

Portada de 'Los hijos de Atenea' | Acantilado.

Portada de ‘Los hijos de Atenea’ | Acantilado.

Desde el prólogo, redactado por la misma autora, podemos detectar la complejidad del tema a abordar, y de lo abierto que está, todavía, ese campo de investigación. Loraux expone las divergencias existentes entre diferentes estudiosos de la Grecia clásica —sobre todo, hace hincapié en Atenas—, ya que la narración mitológica de la fundación de Atenas influyó de forma considerable en el ideario político y en el posterior concepto de ciudadanía.

De hecho, algo tan innovador como la ciudadanía, en una ciudad cuyo nombre es tomado de la diosa Atenea, las mujeres no sólo fueron excluidas de la política, sino que ellas fueron generalmente apartadas. Como sabemos, el primer ciudadano de Atenas nació del intento de violación por parte de Hefesto a Atenea, que lo rechazó. El esperma de Hefesto se deslizó por la pierna de la diosa, y en el lugar que cayó apareció Erictonio. Sin embargo, hay otra versión del origen de la ciudad, que nace de una disputa entre Poseidón y Atenea, del que la diosa de la sabiduría salió vencedora.

Esa aparente contradicción entre el nombre que utilizaron los atenienses para llamarse a sí mismos y a su ciudad, y el papel que se dio a las mujeres es el marco en el que se instala este profundo ensayo de Loraux. Ella profundiza en todo esto, con una relectura del mito y de su encaje en las ideas políticas de la polis.

El libro está estructurado en dos grandes partes. La primera está dedicada a los atenienses y las mujeres. En ella se habla de la autoctonía, concepto tan importante para comprender las ideas que los ciudadanos de Atenas tenían sobre sí mismos y sus orígenes. A continuación se detiene en hablar sobre «la raza de las mujeres», para finalizar con la definición del nombre de ateniense.

La Acrópolis de Atenas | Wikimedia.

La Acrópolis de Atenas | Wikimedia.

La segunda parte se dedica a hablarnos de realidades y ficciones creadas, a través de la literatura y los mitos. Nos habla de las mujeres atenienses a partir de textos como la Lisítrata (comedia de Aristófanes), Ion (obra de Eurípides) o Las Euménides (Esquilo). El libro termina con el mito de Creúsa, la hija del primer rey de Atenas, Erecteo, que era nieto de Erictonio, el nacido de la simiente de Hefesto a su paso por la pierna de Atenea.

Todo este mundo mítico y literario está relacionado de un modo directo con las ideas que los atenienses tenían de sí mismos y de su alrededor. Les servía para posicionarse en el mundo, y también para estructurar su sociedad. El libro Los hijos de Atenea profundiza en todo ello de un modo ejemplar y, todo sea dicho, con la densidad propia de una académica de la talla de Nicole Loraux.

Se puede leer un extracto del primer capítulo de Los hijos de Atenea en este enlace.


Título: Los hijos de Atenea.

Autora: Nicole Loraux.

Editorial: Acantilado.

Precio: 22 euros.

Acerca del autor

Álvaro López Franco

Editor y director de Descubrir la Historia. Periodista. Doctorando en la Universidad de Málaga. Investigo sobre Historia de la Comunicación Social e Historia Contemporánea.

Comentar

(Spamcheck Enabled)