Reseñas

El secreto de los Balbo

El devenir histórico de la antigua Roma suele estar ligado a las vidas y gestas de sus más célebres personajes. Aquellos que, ya fuera por su carácter extraordinario o bien por la resonancia que sus obras tuvieron en la posterioridad, se hicieron un hueco entre las páginas de su rica y apasionante historia. Escenas como el paso del Rubicón por parte de César o la revuelta esclava liderada por Espartaco son algunas de las muchas historias que han quedado grabadas en la memoria colectiva gracias al cine, la literatura y las artes en general. Aunque junto a ellos, existieron otros muchos personajes no tan conocidos por el gran público pero que sin duda jugaron un papel fundamental en los acontecimientos más importantes de la historia de Roma.

Estatua de Lucio Cornelio Balbo el Menor en Cádiz (España).

En su última novela, El secreto de los Balbo, el periodista y escritor José Antonio Ortega nos ofrece un magnífico relato de la crisis de la República romana que tuvo lugar en el siglo I a.C. Un período convulso y de grandes transformaciones en el que Roma forjó los cimientos de su Imperio y en el que entraron en escena personajes tan célebres como Julio César, Marco Antonio y Octavio Augusto. La narración, en este caso, corre a cargo de un hombre menos conocido pero no por ello menos importante, como fue Lucio Cornelio Balbo el Menor. Este militar y político originario de Gades (Cádiz), que fue un espectador privilegiado de los grandes acontecimientos que tuvieron lugar en la Roma de la época, combina su propio testimonio con la historia de su familia. Así, nos adentra en la vida y la obra de los Balbo, una poderosa y prestigiosa familia gaditana enriquecida por el comercio que llegó a alcanzar una gran influencia en los asuntos políticos de Roma gracias a sus estrechos lazos con los personajes más poderosos del momento.

Elogio a Lucio Cornelio Balbo el Menor encontrado en Norba Caesarina (Cáceres)

En un brillante ejercicio de recreación histórica, Ortega se hace eco del testimonio de Balbo el Menor (también conocido como el joven), para aportar una nueva versión de los hechos al tiempo que nos adentra en las impresiones, las inquietudes y la psicología del personaje protagonista. La historia comienza cuando un anciano  y moribundo Balbo, durante su estancia en la colonia de Norba Caesarina (Cáceres), decide dejar constancia de los pasos seguidos por él mismo y por Lucio Cornelio Balbo el Mayor (su tío y principal valedor), en el meteórico ascenso social de su familia. Lo cierto es que ambos, tío y sobrino, desarrollaron un cursus honorum nada desdeñable: El primero tuvo el honor de ocupar el cargo de cónsul en el año 40 a.C., siendo el primer ciudadano romano nacido en Hispania que alcanzaba tal privilegio, y fue además íntimo amigo y consejero de Julio César. Lucio Cornelio Balbo el Menor desarrolló una prolífica labor militar en las campañas de Oriente, Egipto, África e Hispania, al tiempo que ocupó importantes puestos políticos como el de cuestor de la Hispania Ulterior o procónsul de África, entre otros.

Por otra parte, es destacable el uso que el autor hace de las fuentes históricas, ya que basa su novela en un texto latino original titulado De secreto Balborum. Pese a que se trata de una adaptación libre, con el carácter narrativo y los recursos estilísticos propios de una novela histórica, dicha adaptación respeta el testimonio que Balbo quiso dejar para la posteridad, ofreciendo una mayor veracidad al relato. Al mismo tiempo, los apéndices y notas al pie hacen accesible su lectura a todos los públicos, al ofrecer una completa explicación del contexto en que se desenvuelve la obra a todos aquellos que estén menos familiarizados con el latín y con la historia de Roma.

A ello hay que sumar el elenco de personajes que desfilan a lo largo de la obra: Pompeyo, Julio César, Octavio Augusto, Cleopatra, Marco Antonio o Cicerón son algunos de los rostros más conocidos, si bien la novela nos permite sumergirnos en la faceta más personal de sus vidas, y no sólo en los grandes acontecimientos políticos que protagonizaron. Si tenemos en cuanta las intrigas, secretos y conspiraciones que tuvieron lugar en aquellos momentos, y en las que los Balbo se vieron inevitablemente envueltos, el relato resulta, cuando menos, apasionante.

En definitiva, la obra de José Antonio Ortega constituye una fluida y muy amena narración histórica, así como una novela llena de intriga en torno al gran secreto que esconde el mayor de los Balbo. Así pues, os animamos a descubrir el testimonio de este gaditano del siglo I a.C. del que milenios después se hace eco otro paisano para cultivar y fomentar, con ello, la pasión por esta maravillosa y monumental obra que es la Historia.


 

Enlaces de interés:

Web oficial de la novela 

Entrevista al autor en el programa Ser Historia, de Cadena Ser

Acerca del autor

Miguel Vega Carrasco

Licenciado en Historia y Máster en Historia del Mundo.

Comentar

(Spamcheck Enabled)