Entrevistas

«La Historia siempre se entiende como una ciencia densa y muy aburrida, y es algo que nos gustaría cambiar»

Publicado en el número 7 de Descubrir la Historia (octubre de 2016).

Muchas veces se hacen grandes descubrimientos por casualidad. Y la manera en que llegamos a Ad Absurdum y su equipo fue casual. Y, como sucede a menudo en esta época dominada por las redes sociales e internet, fue gracias a un artículo publicado en su página web donde nos citaban como una de las webs recomendadas para leer durante el verano («Algunos blogs históricos para el verano», julio de 2015). A partir de ahí comenzamos a conocer más su propuesta divulgativa y nos pareció un proyecto arriesgado pero sumamente interesante. De ahí que hayamos tomado la decisión de difundir su trabajo mediante la entrevista que amablemente nos han concedido.

El equipo de 'Ad Absurdum' en la Cadena Ser de Mucia

El equipo de ‘Ad Absurdum’ en la Cadena Ser de Mucia.

Sus artículos son una combinación perfecta entre el relato de acontecimientos o personajes históricos y un profundo sentido del humor. Se trata de un humor accesible pero que, al mismo tiempo, hace guiños al cine o grupos como los Monty Python. De modo que la web de Ad Absurdum, sus programas radiofónicos en la Cadena Ser de Murcia (que también publican en su página) y las actividades que organizan fuera del entorno mediático gustarán, con toda seguridad, a los amantes de la historia y del humor. En definitiva, se trata de un proyecto que se adentra en el, muchas veces, academicista mundo de la historia desde una perspectiva humorística sin olvidar el rigor. Y han logrado un equilibrio que funciona, lo que les hace un proyecto exitoso.

Pregunta. ¿Por qué unir historia y humor?

Respuesta. Fundamentalmente porque la Historia siempre se entiende como una ciencia densa y muy aburrida, y es algo que nos gustaría cambiar. Durante la carrera fuimos descubriendo episodios, pequeños detalles de la Historia que eran tremendamente graciosos, e incluso algunos que se podían explicar de una forma distinta, y así surgió Ad Absurdum, como un intento de compartir esos pensamientos y esas anécdotas con el gran público. Y si además nos divertimos haciéndolo, pues tanto mejor.

P. ¿Es quizá la búsqueda de una alternativa didáctica y divulgativa a «la letra con sangre entra»?

R. Desde luego. Nuestro objetivo siempre ha estado claro: despertar la curiosidad entre nuestros seguidores a través de un discurso que intentamos que sea ameno y divertido, de forma que sea nuestra audiencia la que se interese y acabe ampliando sus conocimientos leyendo e investigando más acerca del tema. Es como picar en la curiosidad de las personas para despertarlas, y no hay mejor aliado para la didáctica que la bendita curiosidad. Además, el aspecto divulgativo está muy descuidado en la ciencia histórica. Se suele caer en el error de un cierto elitismo que hace incomprensible el discurso salvo para quienes están relacionados con la materia, y esto hace necesarias iniciativas como la nuestra o la vuestra (Descubrir la Historia), que permitan ampliar horizontes. Pero que quede claro: nunca hemos renunciado a eso de «la letra con sangre entra».

P. ¿Cuál es la formación o el bagaje académico que hay detrás de los miembros del proyecto?

El equipo de Ad Absurdum en el ciclo 'Corrupción e Historia'

El equipo de Ad Absurdum en el ciclo ‘Corrupción e Historia’.

R. Pues, en contra de lo que pueda creer la gente de fuera, los cuatro tenemos carrera, pese a ser murcianos. Somos graduados en Historia por la Universidad de Murcia, donde nos conocimos. Y además tenemos varios másteres relacionados con la Educación y la Arqueología que cursamos en la Comunidad Valenciana y en Andalucía. Hemos hecho estancias en el extranjero y hemos coqueteado con la investigación en distintos campos, pues nuestros intereses en ese sentido difieren mucho. Además, dos de los nuestros son editores en una revista de ciencia y didáctica de la Historia.

P. ¿En qué medida creen que Ad Absurdum puede contribuir a su desarrollo profesional individual?

R. Bueno, en un principio no existió ningún interés en este sentido. Cuando planteamos la creación de Ad Absurdum no creímos que pudiera contribuir en modo alguno a nuestro desarrollo profesional. Pero ciertamente la cosa ha ido creciendo y nos ha enseñado muchas cosas acerca de cómo plantear la ciencia histórica al gran público: hemos aprendido cómo enfocar un tema, cómo y qué transmitir o cómo adaptarnos a la audiencia. En definitiva, habilidades comunicativas que son básicas para la divulgación y la docencia. Pero también nos ha permitido aprender a investigar, a redactar, a sintetizar y, claro está, a trabajar en equipo. Además, nos ha abierto muchas puertas a medios de comunicación de distinto tipo y darnos a conocer en círculos que antes nos eran ajenos. Así que podemos asegurar que sí que nos ha ayudado mucho a desarrollarnos como profesionales. Ad Absurdum ha sido nuestra universidad de la calle.

P. ¿Cómo valoran su trayectoria hasta ahora?

R. Después de todo lo que acabamos de decir, está claro que muy positivamente. Sobre todo porque cada vez que nos han llamado de un instituto, de una facultad o de una asociación para que fuéramos a dar una charla o para hacer cualquier tipo de colaboración, lo hemos entendido como un reconocimiento a nuestro trabajo. Claro que nos gustaría llegar a más, y claro que hemos tenido algunas dificultades, pero creemos que todo ha merecido la pena hasta el momento.

P. Aseguran sentirse más inspirados para hacer Historia por los Monty Python que por Heródoto. ¿Cuál es su sketch favorito de estos humoristas?

R. Un sketch…, sería difícil que los cuatro nos pusiéramos de acuerdo en uno, pero aun a riesgo de no ser originales, nos quedaremos con el clásico de la Inquisición española. Ilustra muy bien la forma en que los ingleses han interpretado la historia de España.

P. Hablando más en serio: ¿tienen algo en contra de Heródoto?

R. Bueno, hay que aclarar que el comentario al que os referís fue una broma que hicimos a raíz de un comentario que nos dedicaron en Twitter («sois los Monty Python murcianos»). Aunque encierra una idea más compleja: los Monty Python ya demostraron que había otra forma de enseñar Historia de forma amena y divertida. Así que no, no tenemos nada en contra de Heródoto, en realidad lo único que señalamos es que nuestra forma de plantear las cosas se parece más a la de los británicos que a la de Heródoto. Aunque ambos referentes son necesarios.

Público en un acto organizado por Ad Absurdum

Público en un acto organizado por Ad Absurdum.

P. Hemos comprobado que tratar las cosas con humor no implica la falta de rigor. Pero, ¿han tenido alguna vez algún problema con esto?

R. Curiosamente no. Hemos tenido algún comentario negativo al respecto y tal, pero nada reseñable. Al contrario, nuestro proyecto ha tenido muy buena acogida por parte del público. Muchos seguidores se implican con el blog y nos sugieren temas o nos ayudan con algún aporte. Igual nos quieren como se quiere a un hijo yonki y vivimos completamente engañados… Pero no, la verdad es que tenemos ejemplos de lo contrario que nos hacen sentir muy orgullosos. Por citar uno, hemos recibido mensajes de adolescentes que nos han escrito para decirnos que les habíamos motivado para leer y estudiar Historia y nos han pedido consejo. El consejo fue: «no estudiéis Historia», y gracias a eso hoy son reputados economistas.

P. ¿Qué proyectos tienen para este nuevo curso?

R. Pues vamos a continuar nuestras publicaciones semanales en el blog intentando mejorarlas siempre. Seguiremos haciendo nuestro programa en Cadena SER Murcia, para el que hemos preparado algunas novedades. Por supuesto seguiremos dando nuestras charlas allá donde nos reclamen, y también retomaremos los sorteos de libros que empezamos este verano, poco antes del parón de agosto, para los que ya contamos con la colaboración de un par de editoriales. Y, claro está, tenemos otras muchas novedades y sorpresas que no podemos desvelar aún.

P. Ustedes son de Murcia, y hacen bandera de ello. A nuestro modo de ver, de manera acertada, ya que es una comunidad rica en historia y patrimonio pero que se ignora de manera generalizada en los medios. De modo que: ¿se esconde detrás de este proyecto la ambición de poner a Murcia de una vez por todas en el juego mediático?

R. Cuando comenzamos con esto desde luego que no, pues no pensábamos que nos fuera a leer alguien más allá de nuestras madres. Pero conforme nos hemos ido haciendo hueco fuera de la región ha ido creciendo nuestro orgullo de patria chica. Realmente sí que hace falta reivindicar más nuestro espacio en la historia y cultura españolas, y no nos importaría aportar nuestro granito de arena en este sentido, no desde un punto de vista chovinista sino que, bueno, ya que somos de aquí por qué no aportar cosas para el mejor conocimiento de esta tierra tan curiosa y puede que no tan conocida mediáticamente. Es un localismo sano, además de que a la gente le encanta ese costumbrismo cercano con el que tratamos los temas. En cualquier caso, si algo nos caracteriza a los murcianos es nuestra capacidad para reírnos de nosotros mismos y de encajar las bromas que nos hacen, lo que nos hace indestructibles frente al resto de comunidades. Así que no se piense nadie que nos incomoda eso de ser un área marginal de la que burlarse, ya nos encargaremos nosotros de mostrar nuestros valores.

Acerca del autor

Álvaro López Franco

Director de Descubrir la Historia. Periodista. Doctorando en la Universidad de Málaga. Investigo sobre Historia de la Comunicación Social e Historia Contemporánea.

Comentar

(Spamcheck Enabled)