Reseñas

La ‘loca’ historia del mundo según el cine

Los historiadores españoles reciben, en muchas universidades de este país, una formación realmente completa. Sin embargo, no se les suelen explicar todos los caminos que pueden tomar una vez terminan el periodo de estudio. Muchas veces se limitan a no mostrar las oportunidades existentes, y muy pocas se fomenta la creatividad para abrir huecos de interés que puedan convertirse en un medio de vida. Un ejemplo de esto último lo encontramos en Alex Von Tunzelmann, historiadora británica que estudió en la Universidad de Oxford. Ella escribe una columna muy reconocida en el periódico The Guardian, que lleva como título Reel History.

Portada de 'La loca, loca, loca historia del mundo según el cine' cine - historia del mundo 213x300 - La ‘loca’ historia del mundo según el cine

Portada de ‘La loca, loca, loca historia del mundo según el cine’.

En ella, Von Tunzelmann publica sobre los aciertos y errores históricos cometidos por el cine. De ese esfuerzo, digamos, periodístico y divulgador, ha surgido el libro Reel History. The world according to the movies. En español, ha sido publicado por la editorial T&B Editores, con el título La loca, loca, loca historia del mundo según el cine, que es la que reseñamos en este artículo.

Este libro está dividido en capítulos que se refieren a periodos históricos concretos. El primero está dedicado al mundo antiguo, seguido por la Edad Media, el Renacimiento, la Ilustración, el periodo de los imperios resurgidos a mediados del siglo XIX, las guerras mundiales, los años posteriores a la Segunda Guerra Mundial hasta los ochenta y los que nos quedan más cercanos en el tiempo. En cada uno de estos capítulos agrupa las películas más representativas que están contextualizadas en esos periodos. De este modo, es posible hacer comparaciones y situar cada película en los años en que se desarrolla la trama.

Por su parte, cada película está explicada con una estructura similar, lo que hace que la lectura del libro sea bastante sistemática. Sobre el título de la película (en español) refieren el año en el que está ambientada y, debajo del mismo, aparece el título en el idioma original y el año en el que se publicó. Justo después de estos datos identificativos, hay un recuadro con los siguientes datos: director, grado de entretenimiento y grado de rigor histórico. Tanto el entretenimiento como el rigor están medidos con las calificaciones de los anglosajones: A (sobresaliente) es la máxima y E (suspenso), casi la mínima. Es la casi peor nota, porque debajo de ésta hay otra: fallida; nota otorgada sobre todo en la calificación del rigor, y sólo a aquellas películas que son un auténtico desastre en su trato de la historia.

Si seguimos con la estructura, nos encontramos con que debajo del encabezamiento hay un párrafo resumen de las ideas que se van a expresar sobre la película. Y, luego, la información está distribuida en varios apartados, que varían para cada película. Pero siempre se mantienen los de ′contexto′, donde se desarrollan datos de la época, hechos y personajes que aparecen en la película; y ′veredicto′, donde se resume brevemente la opinión sobre la película de una manera contundente.

No debemos ver el libro sólo como una crítica de cine en relación con sus aspectos históricos. De hecho, en su introducción, la autora dice: «el cine debe ser hecho y visto en un ambiente de libertad creativa e intelectual. Luego a los historiadores les corresponde debatir sobre las películas, analizarlas, destrozarlas y, cuando es necesario, reírse de ellas a carcajadas y en público». Pero también es, en cierta manera, comprensiva con la cinematografía, cuyos errores «obedecen a decisiones narrativas». Tampoco ve «nada de malo en llevar a la ficción acontecimientos y personajes históricos. Constituye una estupenda tradición literaria. […] Puede ser algo creativo y divertido y, por supuesto, todo el mundo comete errores».

Esto, sin embargo, no le hace ser menos tajante en sus valoraciones. Por ejemplo, para calificar de fallidas en el rigor histórico películas tan famosas y reconocidas como la oscarizada Braveheart, Apocalypto (ambas de Mel Gibson), 300 (las dos) o Boinas verdes. En el apartado de las películas con muy buena adaptación histórica encontramos Vencedores o vencidos, Toro salvaje, El hundimiento, La batalla de Argel, Che, el argentino, Che: Guerrilla, Zodiac o Apolo 13. Curiosamente, hay muchas más películas con buena calificación conforme más nos aproximamos al presente, que entre las películas dedicadas a las edades más antiguas.

Una cosa muy llamativa es la valoración de la película La vida de Brian, comedia del famoso grupo británico Monty Python. Este filme está ambientado en la época de Jesucristo, pero cuenta una historia paralela con idéntico final, pero sucedida a un romano-israelita llamado Brian Cohen. A esta película le da un A en entretenimiento y un C en el grado de rigor histórico, lo que sería un ′bien′. A pesar de ser una película de humor, resulta que no trata demasiado mal la Judea del siglo I.

Por otro lado, también resulta curioso ver los típicos errores, que ya han comentado nuestros amigos de Ad Absurdum, en la película Hace un millón de años, que es la que inaugura el libro. Esta película, al margen de la sexualización de la mujer prehistórica, comete errores mucho más graves como la convivencia de humanos con dinosaurios (iguanas gigantes). Esto hace concluir a Von Tunzelamann: «Los dinosarios de Ray Harryhausen valen la pena, pero el resto dejará de piedra a cualquiera que esté más avanzado que un neanderthal».

En definitiva, se trata de un libro que recomendamos. Ofrece diversas lecturas, y todas ellas útiles y amenas. Se puede disfrutar como un texto continuo, en el que conocer opiniones y comentarios sobre diferentes películas; pero también utilizarlo como una obra de referencia que consultar siempre que se vea una película histórica y se quiera saber su grado de afinidad con lo que conocemos de la historia que realmente sucedió. Sin duda, Von Tunzelmann acierta con el tono, muy ameno. Y, por supuesto, tenemos la garantía de que su autora nos ofrece unas opiniones fundamentadas en un profundo conocimiento de la Historia. Es decir, podemos confiar en su criterio.


Editorial: T&B Editores.
Título: La loca, loca, loca historia del mundo según el cine.
Autora: Alex Von Tunzelmann.

Acerca del autor

Álvaro López Franco

Director de Descubrir la Historia. Periodista. Doctorando en la Universidad de Málaga. Investigo sobre Historia de la Comunicación Social e Historia Contemporánea.

Comentar

(Spamcheck Enabled)