Retrado de Aristide Briand (Wikimedia).
Retrado de Aristide Briand (Wikimedia).

Los orígenes de la Unión Europea

Repasamos de manera concisa algunos de los hitos que se erigieron como pilares para la creación de la Unión Europea.

Quizá sea pretencioso titular este artículo como los orígenes de la Unión Europea, ya que la historia de Europa y las relaciones entre Estados es tan extensa, rica y antigua que sería inabarcable en las palabras que contiene este texto. Asumiendo esta dificultad y expresándola con honestidad podríamos ver algunos de los planteamientos que sirvieron para dar forma a la Unión Europea (UE).

Parece obvio que las relaciones de los Estados del viejo continente no han sido regulares ni siempre amistosas. Muchos factores y circunstancias llevaron a guerras continuas y enfrentamientos. Las diferencias entre los países superaban con creces las similitudes. No había lengua común entre las principales potencias —Francia, Alemania, Italia, España y Rusia, ya en el extremo oriental, y Reino Unido fuera del continente—, moneda y ni siquiera formas de Estado parecidas o una identidad cultural similar. También en Europa se gestaron las dos guerras mundiales que fueron, además, las más cruentas de la historia.

Retrado de Aristide Briand (Wikimedia).
Retrado de Aristide Briand (Wikimedia).

En ese contexto de diferencias y devastación es, precisamente, donde debemos buscar el origen de una Europa unida y asociada. El precursor de la idea de una Unión Europea tal y como la conocemos fue Aristide Briand, político francés y diplomático —laureado con el Nobel de la Paz, compartido con Gustav Stresemann, en 1926— que planteó en 1929 la necesidad de una federación europea con importantes efectos en el campo económico y fundamentado en la cooperación política y social y la solidaridad entre los miembros.

Esta idea la defendió ante la Sociedad de Naciones como Ministro de Relaciones Exteriores de Francia. Esta organización le pidió la redacción de un memorando que presentó un año después bajo el título Memorandum sur l’organisation d’un régime d’union fédérale européenne (Memorando sobre la organización de un sistema de Unión Federal Europea, en español). En él exponía a los países europeos un plan detallado para crear una unión federal.

Quizá la fecha de presentación de este proyecto chirríe a los lectores, ya que es la del pleno ascenso y consolidación de los movimientos autoritarios en Europea —Italia, Portugal, Alemania, Bulgaria, Polonia y URSS— y el mundo vivía momentos de gran agitación por la crisis económica de los años 1930 tras el crack de 1929.

De manera que no hubo muchos avances hacia el federalismo europeo y las ideas de Briand esperaron momentos más propicios para su desarrollo. En cualquier caso, Briand es el referente más preciso y claro como padre ideológico de la futura Unión Europea.

Tras la Segunda Guerra Mundial, después de ver a una Europa devastada que había sido incapaz de gestionar y controlar las enormes tensiones que se acumulaban en diferentes puntos del continente, apareció en la escena un personaje clave en la construcción de Europa: Robert Schuman. Fue el promotor de la primera organización supranacional de integración europea, que tenía como objetivo regular los sectores del carbón y del acero de los miembros. Se llamó Comunidad Europea del Carbón y del Acero (CECA).

La CECA supuso un hito importante, puesto que no sólo se permitía el control e intercambio de materias primas para la producción entre sus países miembros, sino que se dotaba de unidad en Europa entre países que habían sido enemigos en la guerra, sin distinción entre vencedores y vencidos. Además, el contexto era el de una Europa que había perdido su papel hegemónico en favor de Estados Unidos y la URSS, las dos nuevas superpotencias que, además, rivalizaban en el difícil marco de la guerra fría. Europa, a través de esta organización, pretendía recuperar cierta unidad frente al nuevo panorama de las relaciones internacionales.

Bandera de la Unión Europea.
Bandera de la Unión Europea (1955).

Los seis países firmantes del Tratado de París (1951), mediante el que se crea la CECA fueron: Alemania, Italia, Francia, Luxemburgo, Países Bajos y Bélgica. También acordaron la creación de la Comunidad Europea de Defensa en 1952, que firmaron los seis. Pero entre ellos existiría cierta disparidad cuando en 1954 la Asamblea Nacional de Francia la rechazó.

Otro de los importantes hitos de la historia de la Unión Europea es la creación de la Comunidad Económica Europea (CEE) con el Tratado de Roma de 1957. Esta organización incluía una unión aduanera y mercado común. Sus instituciones quedaron fusionadas con las de la CECA y la Comunidad Europea de la Energía Atómica (EURATOM). Con el Tratado de Maastricht, la CEE pasó a denominarse Comunidad Europea (CE) eliminado de su nombre su exclusivo papel económico, que ya pasaba a ser también político.

Se dice que los padres fundadores de la UE son: Robert Schuman, Jean Monnet, Winston Churchill, Alcide de Gasperi, Paul-Henri Spaak, Konrad Adenauer, Walter Hallstein, Johan Beyen, Joseph Bech, Sicco Mansholt y Altiero Spinelli. Cada uno de ellos aportó diferentes ideas y, en conjunto, defendieron y promovieron la integración y acercamiento entre los países europeos.

La historia de la Unión Europea continúa con diferentes tratados y negociaciones que llevaron a que de manera paulatina se configurara la Unión Europea. Ese proceso es complejo, y queda fuera del foco de este artículo. Sin embargo, la complejidad actual de la UE, con sus normativas y procedimientos puede llevar a olvidar los planteamientos iniciales. Por ello es necesario recordar las bases, anteriores incluso la Segunda Guerra Mundial, propuestas por personas como Aristide Briand, que veían necesaria la integración federal europea.

Documentación

Memorandum sur l’organisation d’un régime d’union fédérale européenne. 1939. Disponible en: http://www.wdl.org/es/item/11583/view/1/1/

Unión Europea. Historia de la Unión Europea. Disponible en: http://europa.eu/about-eu/eu-history/index_es.htm

Escrito por
Álvaro López Franco

Editor y director de Descubrir la Historia. Periodista. Doctorando en la Universidad de Málaga. Investigo sobre Historia de la Comunicación Social e Historia Contemporánea.

Ver todos los artículos
Publicar un comentario

(Spamcheck Enabled)

Escrito por Álvaro López Franco

Iniciar sesión

Suscríbete al boletín

Correspondencia

Recibe los exclusivos boletines de Descubrir la Historia. Enviamos sólo información relevante. Servicio gratuito.

Tus datos están protegidos. Consulta nuestra política de privacidad.