Alejandro Magno. Entre lo humano y lo divino

Sabemos por la mitología que la furia de los dioses es implacable hacia aquellos que osan desafiar su poder. Alejandro buscó imitarlos y tomarlos como referencia, demostrando a través de sus acciones lo poco que lo separaba de ellos y legitimando así la ascendencia que lo ligaba a personajes como Aquiles o Heracles.

Cuentan que una tarde de verano del 323 a. C., entre la agonía de sus últimos instantes de vida, Alejandro Magno dijo: «ya me imagino cuán ostentosos serán mis honores fúnebres».

La muerte de Alejandro Magno, por Karl von Piloty

Quizás fruto de una invención de los muchos autores que sobre el monarca macedonio escribieron o puede que una cita con cierto grado de verosimilitud, lo cierto es que si analizamos la evolución del personaje que hoy nos ocupa y la consideración que tuvo entre sus...

Contenido para suscriptores
Suscríbete y obtén acceso a todos nuestros contenidos.
Por 20 € al año tendrás acceso completo, nuestra revista en papel y más ventajas. Suscripción digital por 12 € al año.Si ya eres suscriptor, inicia sesión en el formulario de abajo.

 

Ya en quioscos

Boletín semanal

Nombre:
Correo electrónico: