Inicio Divulgación Los escritores en la guerra

Los escritores en la guerra

La mayor parte de los escritores se alistó de manera voluntaria. Pero a pesar del entusiasmo que mostraron muchos escritores por alistarse, pronto el desánimo se apoderó de ellos tanto como de quienes no tuvieron elección para ir al frente.

Nuestra percepción de la realidad presente y pasada —incluso la previsión sobre el futuro— viene determinada por muchos factores. Buena parte de ellos están relacionados con la socialización y del aprendizaje. Cuando pensamos en la historia, y a excepción de los historiadores, la base del conocimiento está en lo que nos enseñaron en el colegio, pero luego aumenta con lecturas, conversaciones, la televisión y el cine.

En la actualidad vemos que la historia bélica tiene una gran relevancia y mediatización. La mayoría de los programas televisivos de los canales temáticos (National Geographic Channel o Canal Historia) trata sobre la guerra, especialmente la Segunda Guerra Mundial. Incluso los programas de telerrealidad que emiten, como los de subastas o empeños, tratan muchas veces de objetos relacionados con la guerra. Pero, de manera contraria a esta tendencia de historia bélica hay otro movimiento que centra su interés en la historia humana.

La aproximación a la historia humana, alejada de investigación o divulgación del desarrollo de las campañas militares o hazañas bélicas, se puede hacer de diversas formas. Pero, más que la metodología, importan las preguntas. Y un buen ejemplo es el de la literatura producida por escritores que no solo vivieron un periodo de guerras, sino que combatieron en ellas.

La desaparecida revista Historia 16 publicó un artículo en julio del año 2006, en su número 363, titulado «Escritores en la Gran Guerra». En él, el historiador Josep Torroella Prats hizo un repaso por algunos de los escritores que pasaron por las trincheras o se mantuvieron en la retaguardia, pero participaron de manera activa en la Primera Guerra Mundial. Cuenta que fueron muchos los que marcharon al frente y, aunque algunos murieron, la mayor parte sobrevivió y contó su experiencia en diferentes géneros literarios.

«A través de su legado literario se sabe que casi todos terminaron odiando la guerra y abrazando la causa pacifista. Después de los dantescos horrores que contemplaron sus ojos no podía ser de otro modo».

Cita, entre ellos, al poeta inglés Owen, que murió en el frente una semana antes de la firma del armisticio; al novelista francés Henri Barbusse, quien se convirtió en un antibelicista cuando acabó la guerra; o Gerald Brenan, que se alistó a pesar de odiar la vida militar, y fue condecorado por su valor en combate.

Trincheras Primera Guerra Mundial (The Guardian)
Trincheras. Primera Guerra Mundial (The Guardian).

La mayor parte de los escritores se alistó de manera voluntaria, alentada por el patriotismo que rodeó esta guerra. Pero a pesar del entusiasmo que mostraron muchos escritores por alistarse, pronto el desánimo se apoderó de ellos tanto como de quienes no tuvieron elección para ir al frente. Pensaban que la guerra sería corta —la última gran guerra europea, la guerra franco-prusiana de 1870 duró solo unos meses—, pero no fue así.

Algunos escritores llegaron a reconocer su equivocación al participar en la guerra, como el alemán Ernst Toller, que afirmó que había sido un ciego «que se había dejado llevar por las más bajas pasiones». También las heridas que padecieron los escritores en la Primera Guerra Mundial fueron diversas, como amputaciones, impactos de bala o metralla. Otros cayeron a causa de enfermedades, incluso una vez terminada la guerra, y también habría que mencionar el suicidio de Georg Tralk, reclutado como farmacéutico, que después de atender durante un día entero a heridos por los que poco podía hacer decidió acabar con su vida.

La Primera Guerra Mundial marcó a una generación de ciudadanos, pero también en escritores que no solo la narraron como civiles, sino con la perspectiva del combate. Muchos vieron embrutecida su moral a causa de la guerra. Pero lo más relevante fue el movimiento antibelicista que surgió tras la guerra, y que se manifestó con fuerza en la literatura a través de muchos de los autores que participaron en ella. Torroella Prats, el autor del artículo publicado en Historia 16, señala que antes de la guerra, en 1914, ser pacifista «era impopular e incluso peligroso». Añade: «el nacionalismo y el belicismo habían enraizado en los corazones más sensibles […]. Quien se declaraba contra la guerra corría el riesgo de ser acusado de cobarde, de traidor incluso».

Hermann Hesse en 1927
Hermann Hesse en 1927 (Wikimedia).

Hubo posiciones encontradas, y también escritores que se negaron a participar en la guerra y mostraron su rechazo como Romain Rolland o Hermann Hesse. Pero también otros como Thomas Mann que afirmaban que en tiempos de paz el hombre se deterioraba. En Alemania un grupo de literatos se mostraron contrarios a la guerra y publicaron sus reflexiones en el periódico editado en suiza Wisse Blätter. Fue en este país, por su condición neutral, donde muchos se refugiaron y pudieron expresar sus opiniones con mayor libertad.

La Segunda Guerra Mundial abriría un capítulo nuevo. También muchos escritores se alistaron para combatir o participar en las actividades ligadas a la vida militar, sino que ha quedado un legado de obras que relatan los horrores de esta nueva guerra atroz. Pero hubo algunas diferencias con la Primera Guerra Mundial. La primera es que en la Gran Guerra no existía un precedente cercano en el tiempo de guerra industrializada y en la que la cotidianidad fuera la masacre. También la Segunda Guerra Mundial, por desgracia, dejó un legado vinculado al Holocausto producido por escritores que vivieron en campos de concentración y por personas que, aunque no eran escritores, tuvieron la necesidad de dejar en el papel su experiencia para que no cayera en el olvido.

Fuente

Torroella Prats, Josep (2006). «Escritores en la Gran Guerra». En Historia 16, 363, p. 54-63.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

(Spamcheck Enabled)