Inicio Divulgación El nacimiento del Estado según Morton Fried

El nacimiento del Estado según Morton Fried


Muchos son los pensadores que a lo largo del tiempo han tratado de estudiar y conocer un poco mejor el fenómeno de creación del Estado, algo tan remoto temporalmente como la propia civilización, y cuya complejidad hace que no siempre surja y se desarrolle de la misma manera. Entre todos estos autores, empezaron a destacar durante los siglos XIX y XX algunos nombres que, a tenor de los avances en la arqueología, la historiografía y la antropología, dieron grandes pasos en este proyecto de explicación sobre el origen de Estado, y de manera más concreta, aquellos que nacieron hace miles de años y que podríamos considerar los prioneros.

Palacio a la orilla del Éufrates
Palacio a la orilla del Éufrates

En este sentido, hoy quisiéramos compartir las ideas de uno de ellos, que a pesar del tiempo transcurrido sigue ofreciendo un modelo explicativo muy interesante y que nos invita a la reflexión. Se trata de el antropólogo norteamericano Morton H. Fried, quien desde la década de los 60 del pasado siglo llevara a cabo sus primeras investigaciones y formulase su teoría acerca de la formación de lo que él llamó estados «primarios», partiendo de la pregunta de cómo se produce el paso de unas sociedades comunitarias de cazadores-recolectores como las que se dan en la Prehistoria a una organización estatal, con todos los cambios que ella conlleva.

En su obra La evolución de la sociedad política: un ensayo de antropología política, publicada en 1967, pone de manifiesto sus ideas acerca de cómo se puede encontrar un patrón con el que explicar el surgimiento del Estado primario, entendiendo como tal los primeros estados surgidos en la historia en el Creciente Fértil, Egipto y Mesoamérica, y descartando una posible explicación general para aquellos que llama «secundarios», que surgen más tardíamente y por circunstancias muy diferentes en casa caso.

Su teoría se basa, grosso modo, en el tránsito desde unas primeras formas de organización social igualitarias a una sociedad jerarquizada y estatal, que se produce en un proceso paulatino de miles de años pero cuyos cambios serán radicales a largo plazo. De este modo, la formación del Estado iría ligada a una estratificación social que se construye en varias fases o etapas:

En primer lugar, existiría una primigenia sociedad igualitaria en la que, si bien algunos individuos podían destacar sobre el resto en términos de prestigio o estatus social, el acceso a este estatus «privilegiado» no estaba restringido, sino que se existían tantos puestos de prestigio como personas que pudieran ocuparlo, normalmente basándose en patrones físicos relacionados con las actividades productivas que sustentaban al grupo. Es decir, aquellos con mejores condiciones físicas o con mayores cualidades en lo que a sustento del grupo se refiere. En estos grupos se conforma además una economía de reciprocidad, en la que la distribución de la producción queda limitada al ámbito familiar. En otras palabras: las familias producen y las familias reparten.

La Puerta de Ishtar, hoy ubicada en el Museo de Berlín
La Puerta de Ishtar, hoy ubicada en el Museo de Berlín

Con el paso del tiempo, y hablamos de cientos y hasta miles de años, van a empezar a destacar figuras de autoridad que terminarán acaparando unas posiciones de prestigio a las que el acceso empezaba a ser cada vez más limitado. Paralelamente, la producción comenzará a pivotar sobre bases que se salen de los lazos del parentesco. Dos características que anunciarán el paso hacia una sociedad jerárquica, en la que ya se empiezan a desligar o a destacar determinados individuos.

Pero un paso más allá se dará con la sustitución de esta sociedad jerárquica por una sociedad estratificada, en la que las diferencias sociales son cada vez más claras y se basan en un acceso restringido y privilegiado a los recursos o medios de subsistencia, lo que a su vez dará lugar a un cambio social importante y hará necesario un cierto control de este nuevo orden. En este estado, los lazos de parentesco dejan definitivamente de articular la sociedad, y esta función la asumirá la adscripción a un territorio.

La última fase llegará cuando se necesite instaurar o crear un poder sólido que controle y garantice esta estratificación y diferenciación social, rol que asumirá el Estado, que surge así como resultado de la necesidad de defender el estatus privilegiado de unos pocos sobre el resto del grupo.

En todo el proceso, como podemos comprobar, tiene un gran peso el acceso a los recursos, un factor determinante en la estratificación y diferenciación social que dará pie al surgimiento del Estado. Y es que este acceso cada vez más restringido ocasionaría una serie de pugnas y conflictos internos que sólo un poder fuerte podría resolver; un poder que no sería otro que el Estado. Con él, se rompe esa sociedad igualitaria en la que los puestos de prestigio eran ocupados por tantas personas como estuviesen capacitadas para hacerlo y donde la distribución de la producción descansaba sobre lazos de parentesco. A partir de entonces, aquellos pocos «privilegiados» lo serán gracias al Estado, que garantiza el nuevo orden social.

Por lo tanto, de la teoría de Fried podemos extraer que el Estado es fruto de conflicto interno originado por el propio grupo a medida que se va estratificando y jerarquizando en función de su acceso a los recursos. Su papel fundamental sería pues el es el de «institucionalizar» las diferencias sociales que se habían ido fraguando a lo largo de todo el proceso y que llegados a un determinado punto se acaban consolidando.

Ruinas de Babilonia hacia 1932
Ruinas de Babilonia hacia 1932

Por supuesto, como el lector podrá imaginar, las ideas de Fried son mucho más complejas y su teoría mucho más extensa y laboriosa de lo que este artículo puede hacer pensar, pero nos limitamos hoy a compartir con vosotros una síntesis de sus aportaciones principales para invitaros a reflexionar sobre los diversos factores que pudieron condicionar el tránsito entre dos modelos y sociedades tan diferentes y las muchas hipótesis y conjeturas a las que puede dar pie.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

(Spamcheck Enabled)