Ojo turco, talismán para proteger contra el mal de ojo
Ojo turco, talismán para proteger contra el mal de ojo

Superstición y espiritualidad

El ser humano ha tenido, desde sus orígenes, creencias de carácter espiritual, como atestiguan algunos restos arqueológicos del Paleolítico o como señalan los antropólogos James Harrod y Vincent W. Fallio, entre otros, que consideran que la religión o espiritualidad data de las sociedades tempranas del Paleolítico inferior o del pre-paleolítico.

Ojo turco, talismán para proteger contra el mal de ojo
Ojo turco, talismán para proteger contra el mal de ojo

En la Edad Media se diferenció entre la religión, las ciencias y la magia lícita e ilícita. Diríamos que la religión estaría relacionada con la teología, y quedaría un espacio para la superstición dentro de la religión, pero cercano a la magia ilícita, que estaría vinculada la nigromancia y la hechicería. En el extremo opuesto a la religión encontraríamos las ciencias, como la medicina o la astronomía, y luego otro espacio cercano a la magia lícita, que sería la magia natural, es decir, emplear objetos naturales para determinados fines relacionados con sus características ‘ocultas’. Esa sería la principal diferencia entre la magia natural y la nigromancia (vinculada a los espíritus) y la hechicería (definida por la religión como prácticas fraudulentas enseñadas por demonios).

Autores como Agustín de Hipona (siglo IV) definieron la supersitición como aquellas creencias que habían sobrevivido y se habían mantenido del paganismo. Para él, la superstición es pagana y demoníaca, ya que son creencias sobrenaturales ajenas al cristianismo y son una forma de relacionar a las personas con el demonio. Bien es cierto que desde la perspectiva actual, en podría definirse como aquellas prácticas o creencias que son contrarias a la razón. Por tanto, basándonos en esta definición, algunas costumbres religiosas podrían ser consideradas como supersticiones.

A pesar de que podemos considerar la superstición como algo propio de los seres humanos primitivos, convivimos día a día con ella, ya sea porque uno mismo las tenga o porque alguien cercano a nosotros las menciona. Algunas de las supersticiones que existen en nuestra cultura son antiquísimas, aunque otras son más recientes. Por ejemplo, el mal de ojo, es decir, ser capaces de causar el mal solamente con mirar a una persona, es una superstición documentada desde los tiempos de los romanos.

Fuentes

Vázquez Hoys, A. M. (1989). Aproximación a la magia, la brujería y la superstición en la antigüedad. Espacio Tiempo y Forma. Serie II, Historia Antigua, (2). Disponible en: http://e-spacio.uned.es/fez/eserv.php?pid=bibliuned:ETFSerie2-948547DF-7AC0-2B9A-26C3-362F32BE59CB&dsID=Documento.pdf

Bazán, I. (2011). Magia, superstición y brujería en la Edad Media. Clío y Crimen, (8), pp. 14-72. Disponible en: http://www.durango-udala.net/portaldurango/recursosweb/documentos/1/1_5137_3.pdf

Escrito por
Álvaro López Franco

Director de 'Descubrir la Historia'. Mi ámbito de especialización es la historia contemporánea y la historia de la comunicación social. Vicedirector del Instituto de Estudios Campogibraltareños, entidad académica que promueve la investigación en el ámbito geográfico del Campo de Gibraltar.

Ver todos los artículos
Publicar un comentario

(Spamcheck Enabled)

Escrito por Álvaro López Franco

Iniciar sesión

Suscríbete al boletín

Lee nuestra revista en papel y accede a todos los contenidos

Divulgación histórica independiente

España (20 €) ‧ UE (40 €) ‧ Digital (12 €)