Inicio Noticias Israel podría albergar el monumento más antiguo conocido

Israel podría albergar el monumento más antiguo conocido


Fotografía de Stonhenge
Fotografía de Stonhenge

En las últimas semanas hemos sido testigos de interesantes descubrimientos acerca de uno de los grandes monumentos de la Prehistoria, el círculo megalítico de Stonhenge, del que se empieza a pensar que pudo ser un círculo perfecto y en cuyos alrededores se han encontrados nuevos restos que apuntan a la existencia de posibles templos o estructuras que dotarían al emplazamiento de un carácter más ritual si cabe.

Afortunadamente, la cosa no queda aquí, ya que recientemente se ha encontrado una nueva construcción de piedra cuya datación podría ser incluso más antigua que el célebre monumento británico. En este caso, sin embargo, el hallazgo se ha producido en otro punto geográfico que también está apareciendo con frecuencia en los medios, aunque desgraciadamente por otras cuestiones más dramáticas, como es el caso de Israel.

Allí ha aparecido un conjunto de piedras fechado en unos 5.000 años, en un promontorio considerado hasta hace poco como parte de una muralla de apenas unos cientos de años. Parece ser que no sería así, ya que la investigación del doctorando Ido Wachtel, de la Universidad de Jerusalén, apunta a la posibilidad de que los restos formaran parte de un monumento milenario cuyo carácter y funcionalidad aún se desconocen, pero que sería edificado miles de años antes incluso que las pirámides de Egipto o el citado complejo de Stonhenge, de más de dos milenios de antigüedad.

Según las publicaciones que posteriormente ha llevado a cabo este investigador en la revista Live Science y en varios congresos internacionales, la construcción albergaría unos 150 metros de largo por 20 de ancho y 7 metro de alto, una extensión más que considerable, que la propia revista compara con un estadio de fútbol americano, y en cuyas cercanías se han hallado restos cerámicos que han contribuido notablemente a la datación del recinto.

1410866985_767647_1410867870_noticia_normal
Vista aérea del promontorio

Lo que hoy se debate es con qué propósito se llevaría a cabo tal construcción, ya que sabemos que normalmente se interpreta el fenómeno del megalitismo prehistórico como una forma de monumentalización del paisaje, como un modo de dejar constancia del paso del hombre o con fines religiosos o rituales. En este caso, de nuevo se plantea una explicación similar, y a pesar de la cercanía del pueblo de Bet Yerah, fechado por la misma época, se descarta la posibilidad de que ejerciera una función de fortificación de ésta. En todo caso, quizás pudiese funcionar como hito territorial, o lo que es lo mismo, como una especie de “frontera” con la que marcar los límites de este pueblos con sus posibles contemporáneos.

Fuese como fuese, el hallazgo no tiene parangón, ya que podría tratarse del más antiguo ejemplo de este tipo de edificación monumental tan frecuente en Europa en épocas más recientes. Además, su construcción no fue ni mucho menos un “coser y cantar”, ya que si tenemos en cuenta los recursos de la época y el tiempo de que pudieran disponer los hombres que la elaboraron (muy ligados, como sabemos, al trabajo de la tierra), la cantidad de tiempo necesario y el esfuerzo destinados a esta empresa serían más que considerables.

Fuente

http://cultura.elpais.com/cultura/2014/09/16/actualidad/1410866985_767647.html

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

(Spamcheck Enabled)