Portada del número 312 de Historia 16
Portada del número 312 de Historia 16

Revistas con historia: ‘Historia 16’

En tiendas de libros de segunda mano, en muchas webs de internet o en las ferias del libro se pueden ir comprando algunos de los cientos de números que se editaron. No sólo por hacer una colección, sino por poder leer unos artículos que demuestran que hacer un periodismo de divulgación de la historia es posible, además de rentable

Los paseos por pueblos y ciudades en esta época estival pueden suponer alegres sorpresas para los amantes de los libros. El motivo es la afluencia de las pequeñas ferias del libro que hay de forma perenne en algunas plazas públicas durante los meses de verano, especialmente en lugares de gran afluencia de turistas como son las urbes costeras de todo el territorio español.

Portada del número 312 de Historia 16
Portada del número 312 de Historia 16

En este caso el pueblo afortunado fue Tarifa (Cádiz). En la plaza de la Alameda siempre, cada verano, repite un puesto de madera donde se exponen libros de todo tipo. Algunos de ellos podrían ser llamados ‘libros de feria del libro’, porque suelen estar en todas. Sin embargo lo que llamó mi atención fue una revista, que también es habitual en estas ferias, al menos en el sur de España: Historia 16, mítica revista en un formato pequeño, compacto y con artículos extensos y de gran calidad.

Esta revista, ya desaparecida, se publicó durante 32 años. Nació en 1976 y se dejó de editar en 2008. El periodista español Juan Tomás de Salas fue el fundador, y su director hasta 1998 fue David Solar, quien elevó el prestigio de la revista por divulgar temas históricos poco conocidos. Además, como sabrán muchos historiadores, artistas o historiadores del arte, la calidad de sus colecciones llamadas Cuadernos sobre historia del arte y otras colecciones especializadas es sublime. Tanto es así que en la actualidad es prácticamente imposible encontrarlos, sólo se venden en tiendas de segunda mano y en algunos lugares de internet, por lo que tenerlo es todo un tesoro.

La revista dejó de editarse, y fue tras vivir numerosas crisis. Especialmente le golpeó una en los años 90, que realmente afectó a todo el grupo (del que, por cierto, se salió). En 1998 David Solar y los trabajadores trataron de comprar la revista por un valor simbólico y asumir las deudas que ésta tenía. Sin embargo Juan Tomás de Salas lo rechazó y fue él quien asumió la dirección de la revista. Nadie sabe qué hubiera pasado con la revista si al final hubieran sido sus trabajadores los que la hubieran comprado. Como hablar de eso es algo completamente inútil, sólo queda decir que Historia 16 continuó publicándose diez años cuando definitivamente cerró.

En tiendas de libros de segunda mano, en muchas webs de internet o en las ferias del libro se pueden ir comprando algunos de los cientos de números que se editaron. No sólo por hacer una colección, sino por poder leer unos artículos que demuestran que hacer un periodismo de divulgación de la historia es posible, además de rentable. Con esto también aprendemos que muchas veces es mejor ser independiente, ya que un buen producto puede desaparecer o tener graves problemas porque el grupo donde está los tiene.

Escrito por
Álvaro López Franco

Editor y director de Descubrir la Historia. Periodista. Doctorando en la Universidad de Málaga. Investigo sobre Historia de la Comunicación Social e Historia Contemporánea.

Ver todos los artículos
Publicar un comentario

(Spamcheck Enabled)

Escrito por Álvaro López Franco

Iniciar sesión

Suscríbete al boletín

Correspondencia

Recibe los exclusivos boletines de Descubrir la Historia. Enviamos sólo información relevante. Servicio gratuito.

Tus datos están protegidos. Consulta nuestra política de privacidad.