Inicio Divulgación Del Neandertal al Sapiens Sapiens

Del Neandertal al Sapiens Sapiens


En la búsqueda de nuestros orígenes como especie y en el estudio de aquellos a quienes llamamos nuestros antepasados (hablando en términos genéticos), tradicionalmente ha causado gran fascinación la figura del hombre de Neandertal, un ser con el que compartimos ciertas similitudes pero cuya complexión anatómica resultaba un tanto más robusta que la del hombre moderno, además de presentar importantes diferencias a niveles craneales y cerebrales.

evolucion humanaPodríamos decir que una especie más primitiva que el Sapiens, cuya morfología respondía a una época y un modo de vida determinados, diferente al que caracterizaría a su predecesor. De tal manera que resulta lógico encontrar una continuidad entre uno y otro, un proceso de transición o un desplazamiento de los primeros por los últimos a lo largo del tiempo, tanto por sus propias características como su adaptación al medio.

Este es precisamente el punto que tanto interesa a gran parte de la comunidad científica, desde prehistoriadores a paleoantropólogos. Son muchos los investigadores que han dedicado su labor a rastrear el porqué y el cuándo de este proceso, tratando de conocer lo mejor posible cómo se produjo esta sustitución por la cual el Neandertal desaparece del mapa para dar paso a lo que hoy conocemos como Homo Sapiens, que se hizo entonces con las riendas del mundo.

Esqueleto de Homo Sapiens Neanderthalensis
Esqueleto de Homo Sapiens Neanderthalensis

Sin embargo, resulta esencial que tengamos en cuenta una cuestión, y es el hecho de que este proceso no responde, de ninguna manera, a un cambio brusco y radical. No hay un momento concreto en que una especie da paso a la otra, sino que, al igual que suele ocurrir cuando hablamos de tiempos prehistóricos, los cambios se extienden a lo largo de miles de años. Ello nos permite ver algo que puede hacer aún más interesante el tema, como es la gran cantidad de tiempo en la que ambas especies coexistieron y convivieron en un mismo espacio, con todo lo que ello conlleva. Sin ir más lejos, el hecho de ver cómo una influyó a la otra y tuvo un resultado determinado.

Sobre el tema aún queda mucho por descubrir, para fortuna de los investigadores y de todos los aficionados al estudio de la Prehistoria, pero los hallazgos más recientes permiten ir arrojando un poco más de luz sobre el asunto. Un caso paradigmático al respecto puede ser la última publicación de la revista Nature sobre la investigación llevada a cabo por un grupo de la Universidad de Oxford que apunta no sólo a una convivencia entre Neandertales y Sapiens, sino también a una posible hibridación de ambas, a una posible influencia mutua a nivel biológico y cultural, según nos cuenta en su edición de hoy el diario El Mundo.

Investigadores en busca del rastro de los Neandertales
Investigadores en busca del rastro de los Neandertales

Esta investigación tiene en cuenta el paulatino proceso de desaparición de los grupos neandertales, que se extiende desde 41.000 hasta aproximadamente 39.000 años en el pasado, así como las muestras más antiguas de la presencia del Sapiens, lo que lleva a la conclusión de que debieron coexistir entre, al menos, 2.600 hasta 5.400 años, un tiempo más que considerable y en el que sería más que probable el contacto entre unos y otros.

Por lo tanto, nos encontramos con un período de la Prehistoria que podría aportarnos una gran información y que, sin duda, ha despertado la curiosidad no sólo de investigadores, sino también de gran cantidad de ámbitos culturales e intelectuales, que han visto en él un pretexto más que propicio para tejer mil y una historias, como es el caso de la novela Los herederos, de William Golding, o la saga Los Hijos de la Tierra, de Jean M. Auel (entre muchas otras), que se basan en el contacto entre poblaciones muy diferentes y todo lo que ello puede suponer.

En conclusión, un tema cuya fascinación trasciende el ámbito científico y académico y del que poco a poco vamos conociendo un poco más. Seguiremos esperando expectantes lo que el arduo trabajo de arqueólogos e investigadores de diversa índole puede brindarnos al respecto.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

(Spamcheck Enabled)