Esta es la situación actual del templo, con las obras al fondo

¿Cuáles son los límites del Patrimonio?

¿Qué ocurre cuando el Patrimonio entra en conflicto con los intereses de determinadas personas? O lo que es lo mismo, cuando aquellas obras y monumentos que pertenecen al común por su valor histórico y artístico sufren las consecuencias de determinadas decisiones tomadas por unos pocos.

Iglesia de San Martín de Tours, en Frómista
Iglesia de San Martín de Tours, en Frómista

Este es el caso que se plantea en la localidad de Frómista, en la provincia de Palencia, cuya iglesia constituye uno de los más paradigmáticos ejemplos del románico europeo y alberga un gran interés cultural y turístico por su estratégica situación en el Camino de Santiago. Este templo, construido en el siglo XI como parte de un monasterio de San Martín actualmente desaparecido, ha sufrido varias remodelaciones y modificaciones a lo largo del tiempo, además de cambiar de manos en diversas ocasiones. Sin embargo, su estado de conservación, fruto de una ardua labor de restauración llevada a cabo entre finales del siglo XIX y XX, hace que actualmente esté considerada una de las más importantes y mejor conservadas obras del arte románico nacional.

Todo un placer a la vista del viajero y una gran manifestación material y artística del paso del tiempo y el devenir histórico. De esta manera, se constituye un paisaje que nos permite adentrarnos en las entrañas del románico español y ser testigos de la riqueza cultural que nuestro patrimonio nos brinda. Un paisaje que, desgraciadamente, se ha visto ensombrecido en los últimos tiempos por una imagen que podemos afirmar “desentona” un poco. A pocos metros del templo, las vigas y grúas de una edificación de viviendas invade el espacio de esta obra de arte, lo que ha desatado cierta polémica e importantes protestas en el pueblo de Frómista.

Esta es la situación actual del templo, con las obras al fondo
Esta es la vista actual del templo

El asunto es harto complejo, ya que si nos atenemos a la ley no se ha cometido ninguna infracción, dado que los propietarios del terreno en cuestión afirman haber cumplido con todos los trámites exigidos para obtener los permisos de construcción. En cierto modo tienen razón, pero tampoco podemos olvidar que el interés de este tipo de patrimonio reside no sólo en las obras en sí mismas, sino también en el ambiente que las rodea, tal y como apuntan numerosos expertos en la materia. Y esto queda reflejado en las propias leyes del Patrimonio, una de cuyas cláusulas quedaría, de esta manera, vulnerada.

Nos encontramos, por lo tanto, en una encrucijada. Mientras el alcalde de la localidad sostiene que las obras no modifican notablemente la imagen del monumento y la Comisión de Patrimonio de Palencia ha establecido una serie de requisitos un tanto difusos, un gran número de ciudadanos así como amantes y estudiosos del arte y el patrimonio consideran que el emplazamiento de dicha edificación condiciona desfavorablemente el valor de la propia Iglesia como bien artístico y cultural y es un atentado contra las propias leyes de conservación del Patrimonio.

De momento, parece que se mantiene el statu quo y las obras continúan, lo cual no quiere decir que se haya zanjado el asunto. Al contrario, muy probablemente volveremos a oír hablar del tema dentro de un tiempo, ya que la polémica está servida. Sólo queda esperar que la decisión que finalmente se tome responda al diálogo y el consenso, cosa que no suele resultar tan frecuente como quisiéramos. Mientras tanto, tomamos este caso como pretexto para reflexionar sobre los límites de las obras consideradas patrimoniales y la importancia de su protección y conservación.

Escrito por
Miguel Vega Carrasco

Licenciado en Historia y Máster en Historia del Mundo.

Ver todos los artículos
Publicar un comentario

(Spamcheck Enabled)

Escrito por Miguel Vega Carrasco

Iniciar sesión

Suscríbete al boletín

Correspondencia

Recibe los exclusivos boletines de Descubrir la Historia. Enviamos sólo información relevante. Servicio gratuito.

Tus datos están protegidos. Consulta nuestra política de privacidad.