Inicio Divulgación Bob Hobman y su travesía prehistórica

Bob Hobman y su travesía prehistórica

Recientes hallazgos parecen indicar que desde una época muy temprana, en torno al Paleolítico Inferior, ya tenemos evidencias de prácticas de navegación en las islas griegas.

El diario El Mundo publica en su edición de hoy un artículo sobre la expedición comandada por el historiador británico Bob Hobman, quien a sus 73 años ha decidido llevar a cabo una labor de investigación de lo más curiosa, con la intención de comprobar si en el Paleolítico, tal y como muchos sospechan, los grupos humanos ya surcaban los mares a bordo de algún tipo de embarcación.

En esta embarcación llevó a cabo su viaje nuestro protagonista
En esta embarcación llevó a cabo su viaje nuestro protagonista

Estamos hablando de hace cientos de miles de años, cuando mucho habría que esperar aún para la invención de instrumentos revolucionarios como los mapas, astrolabios y brújulas, que facilitarían la navegación y permitirían a gran cantidad de marineros escribir su nombre con mayúsculas en las páginas de la Historia. Sabemos que en la Antigüedad, griegos, romanos, egipcios y fenicios, entre muchos otros pueblos, ya transitaban el Mediterráneo y hacían de él uno de sus principales sustentos económicos y comerciales. Sin embargo, muchos se preguntan cuándo se produce el origen de la navegación, desde cuándo se tiene constancia de que el hombre se lanzara a surcar los mares. Al respecto de lo cual, recientes hallazgos parecen indicar que desde una época muy temprana, en torno al Paleolítico Inferior, ya tenemos evidencias de prácticas de navegación en las islas griegas.

Esto es precisamente lo que ha motivado la iniciativa de Hobman, quien ha decidido ir un paso más allá y tratar de llevar a cabo un experimento práctico que corrobore lo que hasta ahora es una hipótesis teórica, de tal manera que él y su grupo de investigación, los “Primeros Marinos”, a bordo de una embarcación de lo más rudimentaria, compuesta por materiales y útiles típicos de época prehistórica, emprendieron el pasado mes de julio una travesía de 103 km entre las islas griegas de Citera y Creta, cuya distancia abordaron en esta balsa de menos de 3 metros de anchura y unos 11 de longitud.

Proceso de construcción de la embarcación
Proceso de construcción de la embarcación

A pesar de las dificultades encontradas por el camino, lo cierto es que la embarcación consiguió llegar a su destino sin grandes contratiempos, lo que hace a Hobman afirmar no sólo que la expedición ha sido un éxito, sino que su teoría queda demostrada, y que por lo tanto, los grupos humanos del Paleolítico Inferior pudieron, efectivamente, llevar a cabo más de un viaje por mar.

¿Pero podemos decir que nos encontramos ante una expedición sin precedentes? Lo cierto es que el propio historiador y aventurero británico ha llevado a cabo otros viajes similares para comprobar la posible navegación del Homo Erectus en las islas orientales de Indonesia hace 800.000 años, pero antes que él hubo muchos otros que, quién sabe si ansiosos de aventura o por un mero afán de conocimiento, decidieron emprender viajes similares, emulando las posibles travesías y periplos de sus más lejanos antepasados, como es el caso de Thor Heyerdahl y su famosa Kon-Tiki, cuya historia cuento más detalladamente en un artículo que publiqué para Papel de Periódico y que podéis consultar aquí.

La Kon-Tiki de Thor Heyerdahl
La Kon-Tiki de Thor Heyerdahl

Sea como fuere, Heyerdahl, Hobman y todos aquellos que los acompañaron y colaboraron en sus respectivos proyectos merecen nuestro reconocimiento por su valor y determinación así como sus aportaciones al ámbito científico, pese a que no siempre se puedan extraer conclusiones exactas y definitivas de sus experimentos.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

(Spamcheck Enabled)