Maqueta de Baelo Claudia
Maqueta de Baelo Claudia

Baelo Claudia y el mar

Llega la temporada de verano y las playas empiezan a rebosar de personas. Esto me ha llevado a pensar en Baelo Claudia, la ciudad romana establecida a unos 12 kilómetros de la actual Tarifa, y famosa por sus fábricas del exquisito garum y su industria pesquera. Esta ciudad está en la Ensenada de Bolonia, dentro del Parque Natural del Estrecho. Las investigaciones arqueológicas datan la ciudad en el siglo II a. C., y se han observado indicios de alta actividad desde sus orígenes, lo que la situaba como un importante foco comercial de Roma.

Maqueta de Baelo Claudia
Maqueta de Baelo Claudia

Entre los siglos I a. C. y el II d. C. se da el periodo de mayor esplendor de Baelo Claudia. Siendo Claudio emperador romano se le concedió el rango de municipium, es decir, municipio romano. Pero a partir del siglo II entra en decadencia por un fuerte maremoto a la que se sumaron incursiones de piratas mauritanos y germanos y las crisis del siglo III. A pesar de los intentos por hacer resurgir la ciudad, fue abandonada definitivamente en el siglo VII.

A principios del siglo XX comenzaron a realizarse excavaciones en la zona, y descubrieron que se trataba de una ciudad construida con un proyecto urbanístico planificado que, en la actualidad, es una de las mejores muestras de urbanismo romano que se conservan. Los edificios datan de la época de Augusto, pero la mayor parte de ellos se construyeron durante el mandato de Claudio.

El eje sobre el que se construyó es perpendicular al mar, y no es difícil imaginar cómo sería la vida y la actividad de la ciudad en sus periodos de mayor apogeo. Las investigaciones que hace, especialmente, la Universidad de Cádiz aportan cada vez más luz sobre la ciudad, además de su vinculación con otras urbes cercanas como la de Carteia en la Bahía de Algeciras.

Baelo Claudia vivía unido al mar, y precisamente por el mar vino su final con hordas piratas y maremotos. Tal y como lo fue en su día para los romanos, hoy Bolonia vive también gracias al turismo de playa, además del cultural que le permite ofrecer Baelo Claudia y su centro de interpretación. También, como sabemos, podemos degustar deliciosos atunes como los que los romanos salaban y con cuyos restos hacían el garum, una salsa que hoy en día ha podido volver a elaborarse gracias a equipos de investigación multidisciplinares que nos acercan la historia a través del paladar. De esto, hablaremos próximamente.

Escrito por
Álvaro López Franco

Editor y director de Descubrir la Historia. Periodista. Doctorando en la Universidad de Málaga. Investigo sobre Historia de la Comunicación Social e Historia Contemporánea.

Ver todos los artículos
Publicar un comentario

(Spamcheck Enabled)

Escrito por Álvaro López Franco

Iniciar sesión

Suscríbete al boletín

Correspondencia

Recibe los exclusivos boletines de Descubrir la Historia. Enviamos sólo información relevante. Servicio gratuito.

Tus datos están protegidos. Consulta nuestra política de privacidad.