Jóvenes arqueólogos improvisados

Hoy os traemos una muestra más de cómo la Historia está en todas partes, forma parte de nuestra vida y puede ser descubierta y reelaborada por todos nosotros. Desde Descubrir la Historia somos conscientes de la importancia de nuestro ámbito de conocimiento y, como es lógico, nos interesan especialmente las iniciativas como la que hoy contamos, que comenzó como una simple actividad escolar pero cuyo resultado fue más sorprendente de lo que se imaginaba.

momia-chile1-e1401140302633

Nos ubicamos en Chile, en la zona de playa de “El Laucho”, un cerro situado en la costa que el profesor Hans Neira consideró idóneo para llevar a sus alumnos a investigar e iniciarse en el fascinante mundo de la arqueología. Esta iniciativa formaba parte de un proyecto mayor en el que se trataba de inculcar a los más jóvenes la importancia y el respeto hacia el patrimonio arqueológico e histórico a través de su interacción directa con él. Y es que no hay mejor forma de familiarizarnos con nuestros monumentos y manifestaciones culturales que vivirlas de cerca. El conocimiento académico se vuelve árido y poco atractivo si no se combina con una labor práctica, sobre todo en un campo como la arqueología, y aún mas en edades tan tempranas.

Realmente, el lugar elegido no era totalmente aleatorio, ya que se sospechaba de la presencia de importantes restos arqueológicos en la zona tras el terremoto que sacudió Chile hace escasos meses. Sin embargo, el objetivo principal de llevar a los niños al yacimiento no era otro que el de iniciarlos en los conceptos y nociones básicas de la ciencia arqueológica, además de promover la integración social, ya que iba dirigido principalmente a jóvenes con situaciones problemáticas en su seno familiar.

fotomomiasenchileSin embargo, su repercusión fue mucho más allá cuando uno de ellos dio la voz de alarma. Lo que había encontrado era nada más y nada menos que restos de momias de más de 7.000 años de antigüedad, pertenecientes a la cultura conocida como “Chinchorro”, que se corresponde con grupos humanos mayoritariamente pescadores que llevaban a cabo su actividad en lo que hoy en día es el desierto de Atacama (por aquel entonces, con una configuración topográfica muy diferente).

Actualmente, el yacimiento se encuentra en manos de las autoridades nacionales relacionadas con estudios arqueológicos y del patrimonio, que están llevando a cabo las investigaciones pertinentes, pero no deja de resultar curioso cómo cualquier persona puede toparse con la Historia y sus manifestaciones en un momento determinado, ya que este es un caso más de los muchísimos descubrimientos llevados a cabo por gente de a pie y que serían esenciales para un posterior estudio por parte de los especialistas.

Escrito por
Miguel Vega Carrasco

Licenciado en Historia y Máster en Historia del Mundo.

Ver todos los artículos
Publicar un comentario

(Spamcheck Enabled)

Escrito por Miguel Vega Carrasco

Iniciar sesión

Suscríbete al boletín

Correspondencia

Recibe los exclusivos boletines de Descubrir la Historia. Enviamos sólo información relevante. Servicio gratuito.

Tus datos están protegidos. Consulta nuestra política de privacidad.