El Estrecho de Gibraltar, puerta del Mediterráneo
El Estrecho de Gibraltar, puerta del Mediterráneo

Cerca del mar Mediterráneo

Hoy en día existe una connotación negativa asociada al mediterráneo como adjetivo calificativo de países y pueblos. Se habla del derroche de los países mediterráneos, especialmente España, Italia y Grecia. También hay opiniones hostiles relacionadas con la productividad y el estilo de vida.

Sin embargo, el Mediterráneo es un mar que baña las costas de territorios que han realizado aportaciones extraordinarias al conocimiento y a la Historia universal. Por estas aguas han navegado fenicios, griegos, árabes, turcos o romanos, entre muchos otros, que expandieron su cultura y tradiciones fundando ciudades y conquistando otras.

Precisamente eso es el Mediterráneo: un mar entre tierras, un espacio de unión en diferentes sentidos: a través del comercio pero también de la guerra y el conflicto. Para ser más preciso, diría que es un espacio permeable, de tránsito, que ha originado una enorme riqueza cultural.

No hay que ir muy lejos para percibir esto. En Andalucía encontramos muchos ejemplos. Encontramos en esta comunidad construcciones de época romana y restos griegos o fenicios, además de la herencia más evidente que tenemos de aquel periodo: el español junto a las otras lenguas de España (excepto el vasco) como evolución del latín que aprendimos de los romanos. Pero también son muy claras las influencias de los árabes, que llegaron cruzando tanto el Estrecho como el mar de Alborán.

La cuenca del Mediterráneo es la denominación que recibe este concepto geográfico, histórico y cultural. En la cuenca de este mar se desarrollaron las llamadas civilizaciones mediterráneas. Alguna de ellas, como la romana, llegaron a abarcar prácticamente la totalidad de ella, y se refirieron al Mediterráneo como Mare Nostrum, por razones obvias.

Los pueblos del Mediterráneo se han caracterizado por mostrar una gran curiosidad, acicate para la exploración y el ansia de conocimiento propia de ellos a lo largo de la historia. De ahí que se lanzaran al mar en busca de mejorar sus vidas, conocer otros lugares y prosperar.

El Estrecho de Gibraltar, puerta del Mediterráneo
El Estrecho de Gibraltar, puerta del Mediterráneo

Por ejemplo, desde cualquier ciudad de las que baña el Estrecho de Gibraltar, extremo occidental del Mediterráneo, se ve con claridad la otra orilla. Aún hoy se siente un gran interés por conocer el otro lado, verlo y profundizar en él a pesar de la actual difusión y acceso a la información.

Recuerdo que hace no mucho un profesor conocedor del Mediterráneo, el catedrático Juan Antonio García Galindo de la Universidad de Málaga, contaba que en Tánger algunos jóvenes decían sentirse “estrecheños”, habitantes del Estrecho. Esto pone de manifiesto la importancia que tiene este mar en sus vidas.

Disculpen los lectores si en este artículo he abandonado el tono neutro de los textos que solemos publicar en Descubrir la Historia. Pero nací a la orilla de este mar y he vivido su cultura. También diría que soy estrecheño, a la vez que campogibraltareño. No puedo evitar el sentimiento que aflora en mí al ver sus aguas o la otra orilla, que puedo observar durante horas haciéndome preguntas que espero poder responder con el paso de los años. Hasta el día en que, como canta Serrat, para mi mal venga a buscarme la parca empujad a mar mi barca con un levante otoñal y dejad que el temporal desguace sus alas blancas.

Escrito por
Álvaro López Franco

Editor y director de Descubrir la Historia. Periodista. Doctorando en la Universidad de Málaga. Investigo sobre Historia de la Comunicación Social e Historia Contemporánea.

Ver todos los artículos
Publicar un comentario

(Spamcheck Enabled)

2 comentarios
  • Me ha gustado mucho la reflexión sobre todo porque yo también soy “estrecheño” y de igual forma me invaden esos pensamientos cuando observo la otra orilla camino de Tarifa. 😀

    Gracias por compartirlo!

Escrito por Álvaro López Franco

Iniciar sesión

Suscríbete al boletín

Correspondencia

Recibe los exclusivos boletines de Descubrir la Historia. Enviamos sólo información relevante. Servicio gratuito.

Tus datos están protegidos. Consulta nuestra política de privacidad.