Divulgación

Una breve historia de Bugs Bunny

Hoy hablamos de dibujos animados, un tema que no suele tener mucho espacio en las publicaciones sobre historia. En concreto lo hacemos de Bugs Bunny, famoso personaje (conejo) de animación, que nos ha acompañado durante los años de infancia a muchos de nosotros. Fue creado por Warner Bros en 1938, y su primera aparición tuvo lugar un día como hoy de hace 76 años, el 30 de abril de 1939.

[youtuber youtube=’http://www.youtube.com/watch?v=nYAPLNrSTQ4′]

En 1939 empezó a rediseñarse hasta ir tomando, poco a poco, su aspecto actual. En los años 40 ya era un fenómeno de masas. Se hizo más famoso aún por su frase «¿Qué hay de nuevo, viejo?» (su fórmula original fue «What’s up, doc?»). Otra de sus frases era «¡Por supuesto, que sepas que esto significa guerra!» (en inglés: «Of course you know, this means war!»), una influencia directa de Groucho Marx que pronunció esas palabras en respuesta a un insulto.

Evolución Bugs Bunny (Looney Tunes Wikia)

Evolución Bugs Bunny (Looney Tunes Wikia)

Otro de los aspectos en los que vemos la personalidad de Groucho Marx en Bugs Bunny es en el sentido del humor con el que afronta peligros inminentes. Además de, por supuesto, el paralelismo entre el uso que hacen del puro y la zahanoria respectivamente.

De todos modos el origen de la zanahoria es otro. Se trata de una parodia de la pose de Clark Gable en Sucedió una noche, una de las películas más vistas en la década de los 40. En una escena de la película Gable se apoya contra una valla, comiendo zanahorias rápidamente y hablando con la boca llena al personaje interpretado por Claudette Colbert. Esta escena era bastante conocida en la época, de modo que cuando el público veía a Bugs Bunny comiendo zanahorias rememoraban esa escena.

Hay otra figura del humor que influyó en los creadores de Bunny fue Charlie Chaplin. Por ejemplo, cuando planta un beso inesperado para exasperar a sus enemigos o su forma de caminar con un pie en el aire al pasar las esquinas. Sus creadores eran fans de Chaplin (cómo no) y de ahí procede esta influencia en la personalidad del conejo.

Aunque se convirtió en un personaje absolutamente existoso y prácticamente en el líder de los Looney Tunes (y, por tanto, favorito de muchos de los espectadores), al principio no fue creado con ese fin. Fue el éxito entre la audiencia y la aprobación de Warner los que hicieron que el conejo fuera una de las principales marcas de la casa.

Ha estado nominado en tres ocasiones a los premios Oscar y ganó en 1958 el Oscar al mejor corto animado por Knighty Knight Bugsque trata sobre cómo el Rey Arturo pide a sus caballeros que recuperen la espada cantora, que está en manos del caballero negro. Ninguno se atreve por el peligro que entraña la aventura, pero en esos momentos aparece Bugs Bunny vestido como bufón. El rey manda a Bugs a buscarla con la amenanaza de decapitarlo si no lo hace.

A lo largo de su historia, Bugs Bunny ha mostrado diferentes facetas de su personalidad. Esto fue una preocupación de la compañía para que no se repitiera siempre el mismo esquema en el que el conejo hacía travesuras a sus amigos saliendo, siempre, indemne. Para solucionar esto hicieron cortos en los que se veía a un Bugs Bunny altruista o víctima también de bromas por parte de sus compañeros.

[youtuber youtube=’http://www.youtube.com/watch?v=kg9IVhaSxPE’]

Hay dos curiosidades destacables sobre este personaje de animación. La primera es que durante la II Guerra Mundial se convirtió en una especie de emblema nacional en Estados Unidos. El periodista Richard Schickel escribió que Bugs Bunny encarnó el humor engreído de una nación que había sobrevivido a la crisis económica y se enfrentaba a una terrible guerra. Tras el fin de la guerra no era solo un personaje de dibujos animados, sino un icono estadounidense.

La segunda curiosidad es que Warner fue presionada para cambiar la zanahoria por otros vegetales. Por ejemplo, una compañía de Utah que se encargaba de producir apio ofreció mantener a todo el equipo si se cambiaba la zanahoria de Bugs por apios. También el Instituto del Brócoli de América intentó que los brócolis aparecieran de vez en cuando. Obviamente esto no sucedió porque la zanahoria era la seña de identidad del conejo.

Fuentes

Acerca del autor

Álvaro López Franco

Director de Descubrir la Historia. Periodista. Doctorando en la Universidad de Málaga. Investigo sobre Historia de la Comunicación Social e Historia Contemporánea.

Comentar

(Spamcheck Enabled)