Inicio Divulgación La utilidad de los videojuegos de simulación histórica

La utilidad de los videojuegos de simulación histórica


La mayoría de los lectores estarán familiarizados con el uso de la tecnología y, por tanto, conocerán el mundo de los videojuegos aunque nunca los hayan usado. Mi experiencia personal es haber sido jugador de juegos de estrategia durante muchos años, aunque reconozco que en la actualidad me es imposible continuar haciéndolo. Mis favoritos eran aquellos que guardaban alguna relación con la historia, al margen de su grado de adaptación a la realidad histórica: Age of Empires (especialmente el 2) o Imperium eran dos de los que más me gustaban.

Hoy quería hacer mención a un artículo publicado en Pixel-Bit: Revista de medios y educación. Aunque el artículo tiene unos cuantos años, explica la relación que se produce entre los videojuegos y la educación, especialmente de los niños y adolescentes. El título del artículo es Las posibilidades educativas de los videojuegos. Una revisión de los estudios más significativos, y lo escribió Julián Pindado.

Ese artículo no se centra exclusivamente en los juegos relacionados con la historia. En él habla de juegos que ayudan a la organización espacial, al aprendizaje de idiomas o la gestión de recursos. La referencia que hace a la historia es con el juego Civilization 2, y de él dice que serviría tanto para potenciar “la organización espacial” y obligar “a establecer prioridades y analizar constantemente los recursos. Y, sin duda, puede utilizarse para reconstruir la evolución de las grandes civilizaciones de la historia”.

Captura de escena de Age of Empires II
Captura de escena de Age of Empires II

Considero que lo que más nos interesa de ese artículo es que los videojuegos, al margen de que tengan más o menos exactitud, sirven para introducir interés por la historia en los estudiantes o en las personas en general. Un ejemplo sería el juego Age of Mythology. Es una reconstrucción de la historia de las civilizaciones egipcia, griega y nórdica. No es una buena recreación, ya que es completamente fantasiosa, pero se justifica en que en realidad se centra en la mitología. Por eso es interesante: genera interés por la mitología de esas civilizaciones y, además, nos sitúa en esa época al ver elementos de la época como el tipo de vestimenta o la arquitectura.

Otro ejemplo similiar sería la saga Assasin’s Creed. Esos juegos tienen una trama fantástica, pero también nos traslada a otras épocas, como el Renacimiento italiano. Nos permite imaginar la vida de aquel pasado y ver personajes reales, aunque se muestren sus vidas cambiadas por la trama; además de permitirnos recrear las ciudades en aquella época. En mi opinión uno de los elementos más atractivos del videojuego es poder subir al Duomo de Florencia y ver la ciudad desde allí.

En conclusión, deberíamos decir que los videojuegos pueden utilizarse con muy buenos resultados en la educación y en el aprendizaje, suscitando interés por civilizaciones e historias del pasado. Lo que no sé es hasta qué punto habría que preocuparse por explicar con detalle que no todo lo que aparece en el videojuego es cierto. En mi caso, el interés que generaron en mí me llevó a interesarme por la historia, y he ido descubriendo qué parte había de verdad y cuál de ficción en todos ellos.

Fuente

Pindado, J. (2005). Las posibilidades educativas de los videojuegos. Una revisión de los estudios más significativos. Pixel-Bit: Revista de medios y educación, (26), 55-67. Disponible en: http://www.sav.us.es/pixelbit/pixelbit/articulos/n26/n26art/art2605.htm

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

(Spamcheck Enabled)