Divulgación

Américo Vespuccio y el bautizo de un Nuevo Mundo

Tal día como hoy, en 1454, nace el hombre con cuyo nombre se bautizó al continente americano, el Nuevo Mundo a cuyo descubrimiento y posterior conquista se embarcaron oleadas de europeos, fenómeno que sin lugar a dudas conformaría un antes y un después en la Historia de la humanidad.

Mapa de Waldseemüller de 1507, donde aparece por primera vez América.

Mapa de Waldseemüller de 1507, donde aparece por primera vez América.

Como ya sabemos, el Descubrimiento como tal se produciría en 1492, con la expedición de Cristóbal Colón (si bien también hay claras referencias a la llegada de los pueblos vikingos a tierras norteamericanas ya en la Edad Media), pero en un primer momento no se aceptó por completo el hecho de haber alcanzado tierras desconocidas, sino que se pensó que estas tierras pertenecían a la India, lugar al que en un principio iba destinada dicha expedición. De ahí viene también que el primer nombre que se le diera fuese el de las Indias. Sin embargo, poco tiempo después se empezó a comprender que, aunque Colón tuvo razón en que se podía llegar a Asia dando la vuelta al mundo, para ello se debía cruzar un nuevo continente.

En este sentido, Américo Vespuccio, un comerciante y cosmógrafo florentino, nacionalizado castellano hacia 1505, llevó a cabo varios viajes de exploración y llevó a cabo una labor de investigación que lo llevó a publicar obras como Mundus NovusCarta a Soderini, en las que defendía la creencia de haber descubierto un nuevo continente, lo que provocó que poco después en los mapas apareciera su nombre sobre estas tierras, siendo el pionero el elaborado por Waldseemüller en 1507.

Acerca del autor

Miguel Vega Carrasco

Licenciado en Historia y Máster en Historia del Mundo.

Comentar

(Spamcheck Enabled)