Inicio Divulgación Manuel de Falla y el exilio

Manuel de Falla y el exilio


Puede que la II República y la Guerra Civil sean temas que a veces se tratan en mayor profundidad que el resto de nuestra historia, bien por el hecho de ser un acontecimiento más cercano y cuyas repercusiones todavía hoy día se hacen notar, bien porque se le da una mayor atención y suponen una importante fuente de debates entre grupos políticos y sociales determinados.

En cualquier caso, no cabe duda de que se trata de uno de los episodios clave en nuestra historia contemporánea, y que merece la pena analizarlo desde el punto de vista más amplio posible, tarea que además se puede llevar a cabo con mayor facilidad por la gran cantidad de fuentes de que disponemos. Es por ello que nos gustaría llamar la atención sobre cómo vivió este periodo de profundos cambios políticos, desde principios de siglo hasta la dictadura de Franco, uno de los más reconocidos artistas de nuestro país, como es el compositor Manuel de Falla, quizás por el hecho de adoptar una posición un tanto controvertida con respecto a los sucesos que marcarán esta época.

307px-Manuel_de_Falla_con_bastónEl hecho de que decidiera marcharse al exilio en Argentina podría hacer pensar en una oposición frontal a la dictadura y, por lo tanto, un apoyo al bando republicano. Eso es lo que se puede llegar a pensar, pero por supuesto, la cuestión es más compleja, y siempre hay contrastes y matices en el ser humano que hacen que no todo sea blanco o negro. De ahí que, sin ir más lejos, el propio Falla no estuviera de acuerdo con muchas de las medidas llevadas a cabo por la República en tanto que iban en contra de sus creencias e ideología personal; sobre todo el tema de la política anticlerical que se llevó a cabo en determinados momentos.

Lo que nos resulta interesante es ver cómo la imagen de dos Españas totalmente opuestas no tenía por qué imponerse siempre, de manera que habría muchas personas que se verían inmersas en una guerra en la que no necesariamente tenían que estar de acuerdo con lo que propugnara el bando al que era teóricamente más afín. Como el caso de Falla habría muchos más, y esto no hace sino mostrarnos la complejidad de este tipo de conflictos y su trascendencia en la vida de cada uno de los ciudadanos que los sufrieron.

Por último, nos gustaría aclarar que esto no es más que una reseña sobre el artículo de Manuel Titos Martínez para Cuadernos de Historia Contemporánea, al que se puede acceder desde aquí, y que recomendamos encarecidamente para comprender en mayor profundidad el tema.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

(Spamcheck Enabled)