Dios Jano, en los Museos Vaticanos

La celebración del Año Nuevo en la Antigua Roma

Hoy estamos en el día 1 de enero del año 2014. Anoche celebramos la Nochevieja, tomamos las uvas y empezamos un nuevo año. Debemos la entrada del año a los romanos, como otras muchas cosas. El calendario romano comenzaba el primera día de marzo, pero en el mes de enero era cuando los cónsules romanos tomaban las riendas del Gobierno. Por ese motivo (esto ha sido extraído de Wikipedia) Julio César en el año 47 a.C. lo modificó para crear el calendario juliano que es la base del que utilizamos hoy. El papa Gregorio XIII hizo la última modificación respecto al calendario juliano, y el calendario gregoriano es el calendario que se utiliza en todo el mundo, y el día 1 de enero es el comienzo oficial del año a pesar de que hay países con celebraciones propias del Año Nuevo, como China.

Dios Jano, en los Museos Vaticanos
Dios Jano, en los Museos Vaticanos

El festejo del Año Nuevo era una fiesta sagrada en la Antigua Roma. El mes de enero era consgrado al dios Jano, el dios de las dos caras. Mira hacia atrás y hacia delante, es decir, al pasado y al futuro. Solía representarse con una cara de viejo y otra de joven, como evocación al tiempo que ha pasado y al tiempo que viene. Por ese motivo consideramos relevante hacer propósitos para el nuevo año y hacer balance del anterior.

En los Fastos, Ovidio caracteriza a Jano como aquel que él solo custodia el Universo. También lo llamaba el dios de todos los inicios. Ovidio, con esa interpretación de Jano, da suma importancia al tiempo, tanto al recuerdo del pasado como al misterio que supone el futuro.

Según la Revista Esfinge era costumbre invitar a amigos e intercambiar un vaso con miel, dátiles e higos. Decían: “Que el sabor pueda pasar en las cosas; y el año, dulce como empezó pueda continuar”. Y todo el mundo desarrollaba un compendio de sus propios trabajos habituales, al igual que hacemos en la actualidad.

Fuentes

Escrito por
Álvaro López Franco

Director de 'Descubrir la Historia'. Mi ámbito de especialización es la historia contemporánea y la historia de la comunicación social. Vicedirector del Instituto de Estudios Campogibraltareños, entidad académica que promueve la investigación en el ámbito geográfico del Campo de Gibraltar.

Ver todos los artículos
Publicar un comentario

(Spamcheck Enabled)

Escrito por Álvaro López Franco

Iniciar sesión

Suscríbete al boletín

Lee nuestra revista en papel y accede a todos los contenidos

Divulgación histórica independiente

España (20 €) ‧ UE (40 €) ‧ Digital (12 €)