Giuseppe Verdi, además de un excelente compositor, fue un importante símbolo de lucha para todos aquellos partidarios de una Italia unificada bajo el reinado de Vittorio Emanuele.

El célebre compositor Giuseppe Verdi, además de su extensa y más que reconocida carrera artística, también tuvo un importante papel político en la gestación y los primeros pasos del Estado italiano tal y como hoy lo conocemos. Y es que, desde un primer momento, éste mostró un gran apoyo y se comprometió con la causa defendida por los Cavour, Garibaldi y compañía, por la que se buscaba la unificación de ese intrincado mosaico de estados y regiones que componían lo que actualmente conocemos como Italia, un país más joven de lo que se suele pensar (al menos como entidad homogénea), pero que sí tiene una rica Historia de la que hoy vamos a destacar un hecho concreto y bastante curioso.

Nos movemos a la altura del siglo XIX, en un proceso que culmina de manera más concreta en 1870, fecha en la que se reconoce a Italia como país de manera oficial, con los símbolos y elementos identitarios que hasta la actualidad lo caracterizan. Pues bien, en este recorrido histórico, del que hoy temo no poder detenerme a hablar por la extensión y complejidad del tema, me gustaría destacar la figura de Giuseppe Verdi, y cómo éste no sólo sirvió de apoyo a la causa, sino que se convirtió prácticamente en un símbolo de lucha para todos aquellos partidarios de una Italia unificada bajo el reinado de Vittorio Emanuele, y como curiosidad al respecto, debemos destacar el mensaje en clave con el que éstos se identificaban: ¡Viva Verdi!

Giuseppe-VerdiA simple vista, no es más que una alabanza hacia el gran compositor de la época con el que muchos se sentían identificados, pero la cosa cambia si tenemos en cuenta que la palabra VERDI era en realidad una abreviatura de «Vittorio Emanuele, Re D´Italia», o lo que es lo mismo, la aclamación de este último como cabeza visible y representante de una nueva nación. Y si a ello sumamos la temática de sus óperas más famosas, como la liberación del pueblo judío en el Nabucco (causa con la que haría sentirse identificado al pueblo italiano) o la situación de opresión y tiranía en su versión de Macbeth; y la breve carrera política que desarrolló en la Italia ya unificada, podemos apreciar claramente cómo se erigió no sólo como un de los grandes defensores de la causa, sino también como un importante símbolo dentro de ésta, una figura con la que sentirse identificados y que diera mayor fuerza y sentido al movimiento que se estaba llevando a cabo.

Pero para ilustrar mejor la vida de Verdi y su compromiso como el Risorgimento, resulta muy interesante la lectura del artículo dedicado por National Geographic a su figura.

Fuente

http://www.nationalgeographic.com.es/articulo/historia/secciones/8754/giuseppe_verdi_idolo_del_risorgimento_italiano.html

Escrito por
Miguel Vega Carrasco

Licenciado en Historia y Máster en Historia del Mundo.

Ver todos los artículos
Publicar un comentario

(Spamcheck Enabled)

Escrito por Miguel Vega Carrasco

Iniciar sesión

Suscríbete al boletín